Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla desactiva el plan de seguridad tras suspenderse la visita de Obama

La ciudad recupera la normalidad, el centro reabre y los vecinos rehacen sus planes de playa

Obama Sevilla
Efectivos de la policía, junto al Alcázar de Sevilla, la zona que se había blindado para la visita de Obama. AFP

El blindaje del centro de Sevilla ha quedado desactivado tras anunciar el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que acorta su visita a España y suspende el paseo y la corta estancia prevista por la ciudad. Los agentes desplegados en la zona histórica de la capital andaluza han abandonado sus posiciones, el plan de tráfico ha quedado anulado, los monumentos afectados por la visita han vuelto a poner a la venta las entradas suspendidas por la visita del dignatario norteamericano y el guitarrista malagueño Daniel Casares ha enfundado la guitarra con la que pensaba ofrecer un pequeño concierto a los reyes y al presidente.

"Era la oportunidad de ver a una de las personas más importantes del mundo", ha lamentado esta mañana Lucía Fernández, una arquitecta vecina de Sevilla que veía con buenos ojos la presencia de Obama en la capital andaluza. "Me voy a Chiclana" (Cádiz), contestaba esta mañana Ángel López al conocer que el presidente no estará en Sevilla. Este segundo tenía razones opuestas a Lucía Fernández para permanecer el domingo; tenía previsto acudir a la manifestación convocada en el puente de Triana contra la presencia del presidente norteamericano.

La suspensión de la visita ha tenido la repercusión más inmediata en la zona histórica, que ha empezado a recuperar la normalidad. Los operarios han comenzado a retirar las tarimas metálicas frente a la Catedral que iban a ocupar los medios de comunicación acreditados. Los agentes desplegados en la zona también se han ido retirando.

Los cocheros de carruajes, a los que se les había prohibido transitar por la zona desde esta noche, han recuperado su rutina de esperar a los turistas junto a la Catedral y el Alcázar. Los bares han reubicado sus terrazas y veladores, que también se habían recogido para facilitar el dispositivo de seguridad.Papeleras y contenedores vuelven ya a sus lugares habituales.

La presencia en la ciudad había sido acogida con especial entusiasmo por los responsables municipales y el sector turístico, que veían la oportunidad de exhibir el centro de Sevilla en todos los medios de comunicación del mundo, al igual que sucedió durante la visita de Bill Clinton a Granada. Esta mañana entendían resignados la noticia.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha enviado una invitación a la familia del presidente de EEUU para que visite la ciudad cuando quiera, según ha señalado la delegada de Economía y primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Carmen Castreño.

Castreño ha admitido que tras el suceso de Dallas se habían hecho a la idea de que quizás no vendría, aunque ha destacado que Sevilla "ha estado en el escaparate del mundo porque ha estado en los telediarios de otras partes del mundo".

Más información