Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas concluye que la investigación sobre el accidente del Alvia no fue independiente

La Agencia Ferroviaria Europea pide repetir las pesquisas y ofrece la participación de sus expertos

Imagen del descarrilamiento del tren Alvia S-730 en la curva de Angrois.

Bruselas pone en duda los fundamentos de la investigación sobre el accidente del tren Alvia llevada a cabo por las autoridades españolas. “El accidente que provocó el descarrilamiento de un tren de alta velocidad junto a Santiago de Compostela causando 80 muertos y 152 heridos no ha sido investigado de forma independiente”, afirma tajante el informe publicado este jueves por la Agencia Ferroviaria Europea.

El documento cuestiona la actuación del organismo español que llevó a cabo las pesquisas, la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), y abre la puerta a repetirlas. “Teniendo en cuenta la relevancia del accidente, la agencia considera que debería abrirse una investigación que siga los requisitos de independencia adecuados”, prosigue.

La agencia europea entregó el texto este jueves a la plataforma de víctimas del tren en presencia de la portavoz del BNG para Europa, Ana Miranda, que calificó el informe de “demoledor” y ha mediado durante el largo proceso hasta hacerlo público. El documento ha permanecido oculto durante más de cinco meses desde el fin de su redacción y ha aparecido casi dos semanas después de las elecciones del 26-J pese a la presión de las víctimas, que recabaron casi 300.000 firmas a través de la plataforma Change.org para exigir que viera la luz.

El presidente de la asociación de víctimas, Jesús Domínguez, que viajaba en el convoy y resultó herido en el suceso, ha asegurado que entregarán el informe a las autoridades judiciales y exigirán la creación de una comisión independiente que estudie los hechos. “El informe deja claro que no se han investigado las cosas de raíz”, ha criticado.

La evaluación de Bruselas estima que la investigación se ha centrado en el error humano del conductor y ha obviado “cuestiones esenciales sobre el origen del accidente”. El texto incide en que se ha puesto el foco en el descarrilamiento olvidando entrar en más detalles sobre la posterior colisión y el fuego que siguieron al impacto, y estima que no aporta suficiente luz sobre qué vagón fue el primero en salir de la vía, lo que podría aportar información valiosa sobre el episodio. La propia Agencia Ferroviaria Europea ha ofrecido a España que sus expertos tomen parte en las nuevas indagaciones que pudieran reabrirse sobre el caso.

El informe contradice el mensaje que la ministra de Fomento, Ana Pastor, hizo llegar a las víctimas, en el que aseguraba la independencia de la comisión encargada de la investigación. “La composición del equipo del CIAF no permite asegurar los requisitos de independencia que recoge la directiva sobre seguridad ferroviaria”, concluye Bruselas. Miembros de Adif y Renfe se implicaron en las pesquisas, lo que contraviene las normas europeas sobre independencia. La revelación del documento ha hecho reaccionar a la asociación de víctimas solicitando la dimisión de la ministra. “Nos ha mentido”, ha lamentado su presidente, Jesús Domínguez.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información