Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio sobre la tortura en Euskadi identifica 4.009 casos desde 1960

El 5% de las personas sufren secuelas psicológicas, según la investigación dirigida por el forense Francisco Etxeberria

El forense Francisco Etxeberria, junto a Jonan Fernández, en la presentación del informe sobre la tortura en Euskadi.
El forense Francisco Etxeberria, junto a Jonan Fernández, en la presentación del informe sobre la tortura en Euskadi.

Un estudio sobre la tortura en Euskadi, encargado por el Gobierno vasco al Instituto Vasco de Criminología, ha identificado 4.009 personas que sufrieron este tipo de malos tratos entre 1960 y 2013, aunque el profesor forense Francisco Etxeberria ha asegurado que la cifra rondar los 5.000 casos porque existen denuncias de haber recibido más de un episodio de torturas.

Etxeberria y el secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, han presentado este lunes en San Sebastián los resultados del informe sobre la tortura en el País Vasco, en el que ha trabajado un equipo de 40 investigadores, tres médicos y un jurista. De las 4.009 denuncias estudiadas, el 83% corresponden a hombres y un 17% son mujeres.

Del total de casos admitidos, 3.577 han sido homologados por la Comisión de Ética de la Universidad del País Vasco y han sido insertados en la base de datos del estudio y de estos 2.000 han sido analizados "al detalle", ha explicado Etxeberria.

"En la investigación se ha establecido un censo de 4.009 afectados. De ellos, un 17% lo ha sido en más de una ocasión, de forma que el número de casos se acercaría a 5.000. Es evidente que estas cifras se encuentran por debajo de la dimensión real de la tortura, porque hay más personas que han anunciado su incorporación al censo y todavía no lo han hecho. Hay personas con muchas dudas, con miedo, a causa de la victimización", ha añadido el antropólogo.

El informe ejecutivo sobre la tortura indica que entre 1960 hasta la actualidad "ha existido una preocupación constante, siendo varios los miles de ciudadanos que han denunciado de forma pública o judicial haber sido objeto de malos tratos y torturas por parte de funcionarios públicos policiales". El estudio cuenta con 900 testimonios recogidos en audio y vídeo, y se han analizado 22.000 documentos siguiendo el Protocolo de Estambul de Naciones Unidas.

Etxeberria ha dado cuenta de que en el periodo estudiado se han producido nueve sentencias condenatorias que corresponden a la Policía Nacional y 21 a la Guardia Civil (ninguna contra la Ertzaintza). 50 funcionarios han sido condenados por hechos cometidos contra 32 personas detenidas. Sobre la presunta autoría de los hechos, la Guardia Civil acapara un total de 1.589 denuncias, la Policía Nacional 1.561, la Ertzaintza 310, las Policías Municipales 4, los funcionarios de prisiones 19 y otros autores, 39.

La utilización de la bolsa, el plantón y la extenuación física son los métodos de tortura más denunciados, además de los gritos, insultos y amenazas.

Una de las conclusiones del estudio incide en que el 5% de los casos analizados presentan secuelas psicológicas, por lo que recomiendan la puesta en marcha de "medidas asistenciales específicas y especializadas para estas personas". El mayor número de denuncias se registró en 1975, con 265, y durante los años 80, cuando se registraron también las primeras condenas de los tribunales de justicia ratificadas por el Tribunal Supremo.

La "buena noticia", ha señalado Etxeberria, es que se ha constatado un descenso de denuncias a partir de 2004 y no existe ningún caso en 2015 y 2016.

Más información