Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sindicato Manos Limpias, apartado del ‘caso ERE’ como acusación popular

El juez le impone una fianza de 42.000 euros que el sindicato no puede pagar

El coordinador de Manos Limpias en Andalucía, Arnaldo Fernández, y Rafael Prieto.
El coordinador de Manos Limpias en Andalucía, Arnaldo Fernández, y Rafael Prieto.

El sindicato Manos Limpias abandonará en breve la acusación popular en el caso de los ERE después de que el juez Álvaro Martín le haya impuesto una fianza de 42.000 euros que no puede afrontar. El magistrado ha fijado la caución ante el "riesgo potencial" de acusación "infundada" que supone el recurso que presentó contra el auto de procesamiento de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán. El sindicato ya ha sido apartado del caso Madrid Arena tras la investigación contra su máximo responsable, Miguel Bernard, y el dirigente de Ausbanc, Luis Pineda, acusados de extorsión, entre otros delitos.

El instructor de la rama política del caso de los ERE considera que Manos Limpias debe pagar esa fianza como "condición necesaria" para poder recurrir su decisión por la que archivó las acusaciones contra 24 ex altos cargos del Gobierno andaluz. Esta exculpación masiva es de momento provisional, pero tras la salida de Manos Limpias del procedimiento se ha convertido en firme a la espera de nuevos indicios, ya que ni la Junta ni el Partido Popular ni la Fiscalía Anticorrupción han recurrido el auto ante la Audiencia de Sevilla. Es decir, hay 24 altos cargos, entre ellos los exconsejeros Martín Soler, Antonio Ávila y Manuel Recio y el presidente de Unicaja, Braulio Medel, que han sido apartados del caso tras varios años acusados.

"Es imposible pagar la fianza, y más con las cuentas inmovilizadas por el juez [Santiago] Pedraz. Es una aberración jurídica desde el plano constitucional y esa cuestación no se puede lograr en cinco días", ha censurado el abogado de Manos Limpias Rafael Prieto. El letrado había pedido la imputación de 15 de los 24 ex altos cargos de la Junta exculpados y ahora, al retirarse su personación, estos acusados permanecerán apartados de la macrocausa.

El juez estima que al posicionarse Manos Limpias lejos de los fiscales, esto debe repercutir mediante una fianza: "Mantener la acusación apartándose del criterio que sostiene el Ministerio Fiscal debe valorarse como un riesgo para aquellas personas que la parte trata de mantener en la causa más allá de la investigación judicial ya realizada".  Estos riesgos son los eventuales "sobreseimientos y absoluciones" de las acusaciones en una causa con "elevadísimas cuantías" objeto de investigación. El sindicato ha sido apartado de la rama política de los ERE, pero permanece en el resto de piezas independientes que se investigan.

La salida de Manos Limpias del caso es consecuencia del escrito del abogado Juan Carlos Alférez, que pidió al magistrado "revaluar" la situación del sindicato dada su "anómala y extravagante actuación procesal".

Más información