Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias se desmarca de la ‘guerrilla’ de sus seguidores en las redes

Los ataques contra Sánchez contribuyeron a aumentar el clima de tensión en la recta final de la campaña

Pablo Iglesias, este lunes, en el Congreso de los Diputados.
Pablo Iglesias, este lunes, en el Congreso de los Diputados.

Los ataques en las redes sociales iniciados el pasado domingo por cuentas del PP y afines a Podemos contra Pedro Sánchez contribuyeron a aumentar el clima de tensión en la recta final de la campaña del 26-J. El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha intentado este lunes desvincular a su formación de un vídeo difundido con el objetivo de acusar de racismo al líder socialista y ha descargado la responsabilidad sobre algunos dirigentes del PP. Ningún cargo con peso en Podemos propagó esa grabación —sí lo hicieron los populares Cristina Cifuentes o Xavier García Albiol—, pero cuentas de simpatizantes lo convirtieron en viral.

La dirección de Podemos asegura desconocer las circunstancias de difusión de un vídeo en el que el líder del PSOE saluda a una mujer y a dos niños negros y después se limpia la mano. Lo hicieron, en la mañana del domingo, dos cuentas particulares, una de ella afín a la formación de Iglesias. Por la tarde lo propagó un canal informal de la red social Telegram llamado Guerrilla, en el que participan más de 4.000 simpatizantes de Podemos y que este lunes exigía identificarse y rellenar un formulario para apuntarse a su nuevo grupo. También se hicieron eco de la grabación para criticar a Sánchez algunos cargos del PP.

“Nosotros hemos intentado calmar las redes y no generar ruido”, asegura a EL PAÍS Eduardo Fernández Rubiño, diputado autonómico en la Comunidad de Madrid y responsable de redes sociales de Podemos, en referencia a las campañas lanzadas por simpatizantes. “Es muy difícil poner puertas al campo”, explica sobre los grupos no oficiales.

En la misma línea, Pablo Iglesias trató de apaciguar los ánimos con unas palabras de condena. “Me parece gravísima la utilización del vídeo para atacar a Pedro Sánchez. Creo que tiene razón cuando señala que no todo vale”, afirmó en declaraciones a los periodistas delante del Congreso de los Diputados. E insistió: “No hay ni un solo cargo público y cargo interno de Podemos que haya difundido ese vídeo, a diferencia de algunos cargos muy conocidos del PP como el señor [Xavier] Albiol o la señora [Cristina] Cifuentes”.

“La utilización estuvo muy fuera de lugar. La gente está muy cansada de la tensión en las redes”, incide Fernández Rubiño, quien recuerda que todos los partidos sufren los efectos colaterales de cuentas de simpatizantes o voluntarios, que no están controladas por los responsables políticos. “Sin ir más lejos, existen canales que se llaman Unidos Podemos, que han suplantado la marca de la coalción, que tienen miles de seguidores y que no son oficiales”. ¿Cómo decide la formación su estrategia en las redes? Los perfiles oficiales y la mayoría de los cargos, salvo algún verso suelto, suelen seguir las instrucciones de los expertos de redes, de comunicación y de la dirección. El pasado domingo decidieron no alentar la promoción del vídeo, al considerarlo inapropiado.

Las principales formaciones políticas, salvo el PP, condenaron los ataques a Sánchez. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se mostró muy crítico. “No todo vale en la vida y en la política en particular”, dijo en una rueda de prensa en Vigo, informa J. J. Mateo. “Yo puedo ser crítico con el señor Sánchez por sus políticas, con el señor Rajoy con la corrupción, y con el señor Iglesias por la subida de impuestos o la salida del euro [que propone Podemos, según Rivera], pero nosotros no vamos a jugar a eso”, agregó. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, afirmó desconocer el vídeo: “¡Pero vamos, como yo ya tengo la culpa de cualquier cosa!”. Cifuentes incidió en “el victimismo, que es una cosa verdaderamente mala”, señalando, además, que se le ha dado “una trascendencia que no tenía”.

Campaña y estrategia de redes

La estrategia de la dirección de Podemos en esta campaña electoral busca evitar toda confrontación directa con el PSOE y con Pedro Sánchez. ¿Por qué? Porque el discurso de su candidato se centra en la oferta a los socialistas para sentarse a pactar un Gobierno de coalición el próximo 27 de junio. La coalición aspira a superar a los socialistas tanto en votos como en escaños, pero considera más eficaz evitar los choques con Pedro Sánchez o la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y no responder a sus críticas.

En este contexto, la estrategia de la coalición Unidos Podemos trata de evitar una excesiva polarización también en las redes sociales. Las cuentas oficiales de la coalición han optado por no entrar en polémicas con el PSOE y Ciudadanos, con la excepción del Partido Popular.

Más información