Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias llama al voto útil frente a Rajoy: “Los nervios en Génova se empiezan a notar”

El candidato de Unidos Podemos asegura que "lo dicen los números internos del PP"

Pablo Iglesias, en Palma de Mallorca, el jueves. Ampliar foto
Pablo Iglesias, en Palma de Mallorca, el jueves. EFE

Era el siguiente paso. El candidato de Unidos Podemos habló a las claras este viernes de “voto útil” para hacer frente al Partido Popular, y lo hizo esgrimiendo “los números internos del PP”. De esta forma, Pablo Iglesias busca fortalecer su posición en el mapa político como principal alternativa al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y desplazar al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Para apuntalar la idea del tan mentado sorpasso o adelantamiento de los socialistas, el líder de Podemos ha elegido Alicante. ¿Por qué? Porque la Comunidad Valenciana, la única autonomía donde la dirección nacional del partido ha hecho campaña en las tres provincias, simboliza en su opinión los peores aspectos del modelo de gestión del PP.

En la tierra golpeada por el caso Gürtel y por el caso Brugal, el aspirante a la presidencia de la coalición de izquierdas proclamó que “solo hay un voto útil para ganar al PP, es Unidos Podemos y en la Comunidad Valenciana es A la Valenciana”, en referencia a la alianza territorial. “Les vamos a ganar aquí y en España. Los nervios en Génova y Moncloa se empiezan a notar porque saben que la alternativa viable para ganar las elecciones y para gobernar está aquí”, insistió. Tanto él como Alberto Garzón incidieron en esa idea. El líder de IU destacó que Unidos Podemos está a solo “tres puntos” de los populares y que, por esta razón, el partido de Rajoy está “aterrorizado”.

Para ejemplificar ese nerviosismo Iglesias ha puesto de ejemplo al ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo. “Margallo”, dijo, “ha perdido la razón, la cabeza y los nervios e incluso el sentido del ridículo introduciendo en la campaña a Hitler”. La elección del lugar le ha permitido a Iglesias insistir en la polarización con los populares. “En España ha cambiado el sistema de partidos, y lo que estamos viendo en una transición hacia un modelo nuevo”. Declaró agotado “lo que el PP empezó a experimentar aquí” y que calificó de sistema “neoliberal”. “En el Mediterráneo tenía el sello del PP, y ese es el modelo que termina. Es el modelo de la corrupción que forma parte del pasado, y el futuro se abre camino”, enfatizó.

El líder de Podemos cargó contra las puertas giratorias en política y, por segundo día consecutivo, evitó ahondar en su oferta de pacto al PSOE. Sí lo hizo la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mònica Oltra, que intervino en el acto al igual que otro dirigente de Compromís, Joan Baldoví. “Pedro Sánchez, desde el cariño. No quisiste una candidatura conjunta al Senado. Tendremos que hacerlo a la valenciana”, clamó. Se trataba del segundo gran acto celebrado con Garzón e, igual que el de Barcelona del pasado sábado, ha sido uno de los más multitudinarios. Según la organización, acudieron al parque Lo Morant de San Vicent del Raspeig unas 6.000 personas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (PP).

Más información