Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos altos cargos de la Fundación Franco avalan a Mario Conde

Los hermanos Alonso García respaldan la fianza de 300.000 euros impuesta al exbanquero

Fundación Francisco Franco
Fundación Francisco Franco  Mario Conde, en una imagen de archivo.

Los hermanos Alonso García, los dos avalistas del banquero Mario Conde que han presentado en la Audiencia Nacional una garantía hipotecaria de cuatro de sus fincas para respaldar la fianza de 300.000 euros que necesita para salir de prisión, ocupan altos cargos en la Fundación Francisco Franco, según fuentes jurídicas.

Jaime Alonso García ocupa la vicepresidencia ejecutiva mientras que José Angel forma parte del patronato. Ambos han depositado a modo de aval cuatro fincas situadas en la isla de Fuerteventura, para que puedan ser hipotecadas o pignoradas y así garantizar la puesta en libertad del expresidente de Banesto.

Ahora la Fiscalía Anticorrupción deberá validar si el aval hipotecario presentado cubre la fianza de 300.000 euros impuesta al exbanquero, después de que el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz haya dado traslado de dicha garantía. Las cuatro fincas se encuentran en la isla de Fuerteventura, en el término de Corralejo, y según la tasación aportada por los fiadores, su valor alcanza los 610.818 euros. El ministerio público valorará si son o no suficientes, tal y como consta en la tasación aportada por los fiadores, y puede además solicitar una tasación oficial de los inmuebles para responder con un informe oficial al magistrado.

Pedraz acordó este martes la fianza, contra el criterio de Anticorrupción, al considerar que no existe riesgo de que obstaculice la investigación ni se fugue del país. En el caso de que cubra la caución, Conde deberá comparecer semanalmente en el juzgado más cercano a su domicilio, le será retirado el pasaporte y tendrá prohibido salir de España.

El expresidente de la entidad bancaria ingresó el pasado abril en la prisión madrileña de Soto del Real en el marco de la causa en la que se le investiga por crear un entramado empresarial en España y el extranjero para traer de vuelta a España fondos procedentes del caso Banesto.

El antiguo presidente de Banesto habría blanqueado, entre 1999 y 2014, un total de 13 millones de euros —2,2 a través de ingresos en efectivo y 10,7 de transferencias en cuentas en el extranjero— cuando aún le restan por depositar 14,1 millones de la responsabilidad civil por la que fue condenado en el caso Banesto.

Pedraz señala en su auto que, a pesar de acceder a la posibilidad de que Conde abandone la prisión, "siguen existiendo motivos para estimar responsable criminalmente" a Mario Conde de los delitos de alzamiento de bienes, blanqueo, ocho delitos contra la Hacienda Pública y organización
criminal.

La primera vez que Mario Conde entró en la cárcel fue en diciembre de 1994, cuando apenas permaneció 30 días en prisión preventiva por el caso Banesto. El 26 de febrero de 1998 fue de nuevo encarcelado por el caso Argentia Trust, hasta que el 9 de agosto de 1999 obtuvo la libertad condicional por esta causa.

Más información