Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez conservador Ángel Hurtado redactará la sentencia del ‘caso Bárcenas’

La Audiencia Nacional rechaza el recurso contra la designación como ponente del magistrado

El juez Ángel Hurtado, a la izquierda, y Enrique López en 2015. Ampliar foto
El juez Ángel Hurtado, a la izquierda, y Enrique López en 2015.

El magistrado Ángel Hurtado, encuadrado en el sector conservador de la Audiencia Nacional, será finalmente el encargado de redactar la sentencia del llamado caso Bárcenas, sobre la caja b del PP. La letrada de la Administración de Justicia —antes secretaria judicial— de la Sección Segunda de lo Penal ha rechazado los recursos contra la designación de Hurtado como ponente de la sentencia que habían interpuesto varias acusaciones populares. La letrada Carmen Calvo considera que en el nombramiento de Hurtado no se vulneraron las normas de reparto de asuntos de la Audiencia Nacional, como sostenían las acusaciones recurrentes.

Hurtado será el encargado de plasmar por escrito el parecer del tribunal que enjuiciará el caso Bárcenas, uno de los más sensibles para el Partido Popular. La formación conservadora está considerada como supuesta responsable civil subsidiaria de los delitos fiscales atribuidos a sus extesoreros Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta por el uso de fondos opacos de la caja b. El pasado sábado, el PP anunció que había depositado la fianza de 1,2 millones de euros que le impuso el juez instructor del caso, José de la Mata, para hacer frente a sus posibles responsabilidades.

Hurtado será el encargado también de redactar la sentencia del juicio del caso Gürtel, cuyo tribunal, además, presidirá. En un voto particular contra la decisión de apartar de esta vista oral a los jueces conservadores Enrique López y Concepción Espejel, Hurtado manifestó que el papel del PP en la trama Gürtel era de "actor secundario".

En el caso Bárcenas, el tribunal estará compuesto —además de por el ponente Hurtado— por el magistrado Julio de Diego, también conservador y que ejercerá de presidente, y por el juez progresista José Ricardo de Prada. Las asociaciones que recurrieron contra Hurtado defendían que la ponencia del juicio de la caja b, tras la recusación de López y Espejel, debería recaer sobre Julio de Diego al ser el magistrado con mayor escalafón del tribunal.

Sin embargo, esta norma, que sirve para nombrar al presidente del tribunal, no rige para designar al ponente de las sentencias, que se adjudica en función del número de asunto del caso. El caso Bárcenas es el asunto 6/2015, por lo que la ponencia le correspondía en origen a Enrique López, encargado de redactar las sentencias de los asuntos acabados en 5 y 6. Al ser apartado este, las normas de reparto establecen que pasen al magistrado al que corresponda el número siguiente. Las sentencias de asuntos con el número 7 corresponden por turno a Ángel Hurtado.

La letrada de la Administración de Justicia concluye que la asignación de la ponencia del caso Bárcenas a Hurtado "no supone infracción alguna al derecho que se dice vulnerado [el del juez predeterminado por la ley] habiéndose aplicado los criterios aprobados por la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional".