Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un exconsejero andaluz afirma que los cursos de formación fueron la “ruina” de sus empresas

El empresario Ángel Ojeda dice ante la juez que la Junta le debe cinco millones

El exconsejero Ángel Ojeda, el día de su detención en 2014.
El exconsejero Ángel Ojeda, el día de su detención en 2014.

El exconsejero y empresario andaluz Ángel Ojeda ha alegado ante la juez del caso de los cursos de formación, María Núñez, que estos han sido "la ruina" para su grupo de empresas, a las que la Junta de Andalucía adeuda cinco millones de euros. Ojeda ha declarado como investigado ante la magistrada en la causa que investiga los cursos de formación subvencionados por el Gobierno andaluz, y de los que Ojeda acaparó unos 33 millones.

"En la experiencia global la formación ha sido la ruina del grupo de empresas. Con todo este escándalo nos han ido quitando cursos por el tema de la alarma social creada por los cursos de formación", ha lamentado. El exconsejero de Hacienda andaluz en 1987 recuperó su actividad empresarial después de cesar en el Gobierno, y dos décadas después sus empresas lograron convocatorias de subvenciones para la formación. El empresario ha comparecido durante casi tres horas y solo ha contestado al fiscal y a su abogado Juan Carlos Alférez.

Esta mañana Ojeda ha echado balones fuera sobre las acusaciones de ser un privilegiado receptor de las ayudas públicas gracias a su anterior relación con la Junta, por lo que hoy está acusado de fraude de subvenciones y falsedad documental, por justificar "de forma ficticia o fraudulenta gastos a fin de justificar las subvenciones, subraya la imputación judicial. El empresario ha asegurado que siempre ha presentado "todos los papeles que acreditan que han realizado cursos" y que siempre han presentado todos los documentos necesarios. A los cinco millones que asegura que la Junta le debe, Ojeda ha sumado todos los expedientes de reintegro que la Consejería de Economía está revisando ahora. Sobre la actividad de sus empresas, la ha definido como "un libro abierto" dada la transparencia que ha imperado en sus datos.

En 2014 el exconsejero fue detenido en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Hoy no ha ratificado esa declaración prestada a continuación porque estaba "en estado de shock". Esta primavera declaró ante la comisión de investigación del Parlamento andaluz sobre la formación e insistió: "Todo en mi vida ha sido absolutamente legal".

Más información