La coalición Podemos-IU desplaza al PSOE de la segunda posición

La nueva alianza de izquierdas logra desplazar a los socialistas de la segunda posición y les aventaja en tres puntos

Gráfico, em espanhol, com as intenções de voto em cada partido.
Gráfico, em espanhol, com as intenções de voto em cada partido.

La suma de fuerzas pretendida por Pablo Iglesias y Alberto Garzón al coaligar sus respectivas formaciones parece dar resultado, según el primer sondeo preelectoral elaborado por Metroscopia para el 26-J.

Más información

Unidos Podemos, la marca con que ha sido registrada la nueva alianza, conseguiría el anhelado sorpasso al PSOE de celebrarse mañana mismo unas elecciones. Así se desprende del sondeo, que atribuye a la coalición encabezada por Iglesias una estimación de voto del 23,2%. Es un punto y dos décimas menos que la suma de lo que obtuvieron ambas formaciones por separado el pasado 20-D. De confirmarse estos resultados, echarían prácticamente por tierra los vaticinios que apuntaban a que la unión de dos formaciones de cultura y organización casi antagónicas no lograrían mantener los votos obtenidos por separado. A pesar de esa caída porcentual, el hecho de ir juntos sumaría más escaños que en las pasadas elecciones. Pero podría ser una victoria a medias. La imprevisible ley electoral española, con su reparto de restos y la distribución irregular de los apoyos entre las distintas circunscripciones, podría producir la paradoja de que Unidos Podemos obtuviera más votos que el PSOE y, sin embargo, menos escaños. Y ahí surgiría la batalla por el liderazgo y la legitimidad para encabezar un pacto.

Una abstención alta

La estimación de voto calculada por Metroscopia se basa en una expectativa de participación especialmente baja: un 68%. Serían cinco puntos menos que el pasado 20-D, y seis menos que la media histórica desde que hay democracia. Esa baja participación, como ya han indicado anteriores sondeos, favorece al PP, que tiene un suelo de votantes más fiel que el resto de partidos.

Según la encuesta de Metroscopia, Mariano Rajoy consolidaría su primera posición con un apoyo del 29,9%, un punto y dos décimas más que el respaldo que obtuvo en las pasadas elecciones de diciembre.

El candidato del PP mantiene entre los suyos un alto índice de aprobación. Y lo que es más relevante: los votantes populares, a diferencia del conjunto de la población, respaldan mayoritariamente el bipartidismo tradicional. Prefieren que el juego político siga repartiéndose entre dos grandes partidos, porque de ese modo es más fácil la formación de un Gobierno, aunque a cambio se reduzca el pluralismo en el Parlamento. Con un planteamiento así, unido a su alta fidelidad en el voto, es lógico que respondan favorablemente al planteamiento polarizador con que afronta Rajoy esta campaña, que quiere presentar como la lucha entre “la sensatez y la moderación” y el “extremismo de izquierdas”.

El líder socialista Pedro Sánchez tiene por delante una dura batalla. No parece que los meses dedicados a negociar la posible formación de Gobierno —una inversión de futuro en el peor de los casos, decía uno de sus principales asesores— hayan dado su fruto. El PSOE retrocede casi dos puntos (1,8) respecto al resultado del 20-D. Y ve además cómo su principal adversario en la izquierda le sobrepasa. De momento, solo una estimación de voto, pero que alimenta los fantasmas y temores que estos días atenazan a los socialistas.

Pedro Sánchez busca la solución en el centro, el mismo espacio que desde su origen disputa Ciudadanos. La formación de Albert Rivera parece ser la única que, sin alianzas de refuerzo ni giros estratégicos, obtiene rédito del nuevo tiempo en el que los votantes exigen diálogo y pactos. Obtendrían hoy un apoyo del 15,5%, es decir, 1,6 puntos más que su resultado del pasado diciembre. Son los que respaldan a Rivera, sin embargo, los que según el sondeo muestran más dudas sobre si acudir o no a las urnas en esta ocasión. El objetivo de Ciudadanos, de nuevo, será traducir en votos las altas expectativas que, de momento, solo están en las encuestas.

Sobre la firma

Rafa de Miguel

Es el corresponsal de EL PAÍS para el Reino Unido e Irlanda. Fue el primer corresponsal de CNN+ en EE UU, donde cubrió el 11-S. Ha dirigido los Servicios Informativos de la SER, fue redactor Jefe de España y Director Adjunto de EL PAÍS. Licenciado en Derecho y Máster en Periodismo por la Escuela de EL PAÍS/UNAM.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción