Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE primará la agenda social en las negociaciones

Los socialistas acentuarán las similitudes con Podemos como la creación de un ingreso mínimo vital

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en su reunión del miércoles.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en su reunión del miércoles. AP

El PSOE afronta las negociaciones con Podemos y Ciudadanos con la predisposición de acercarse a las tesis del partido de Pablo Iglesias en cuestiones como el salario mínimo interprofesional (SMI). La pretensión del equipo negociador socialista es acentuar las similitudes en la agenda social bajo la premisa de contener el gasto público, y más tras el desvío de 10.000 millones en el déficit de 2015.

Uno de los guiños más significativos de Pedro Sánchez a Iglesias sería una subida del SMI más cercana a los planteamientos de Podemos. El partido emergente proponía en la campaña electoral de diciembre incrementar en cuatro años el SMI en más de un 46%, elevándolo de 648,60 a 950 euros. El PSOE, también partidario de elevarlo, planteaba que alcanzase el 60% del salario medio neto en un plazo mayor de dos legislaturas. La remuneración media en España en 2014 fue de 1.634 euros brutos al mes, 428 menos que el promedio de la UE, con lo que el SMI quedaría en 980 euros brutos.

El PSOE afrontó las elecciones del 20-D advirtiendo de las dificultades de elevar el SMI a los niveles defendidos por Podemos, “en un contexto de déficit desbocado y con un nivel de deuda del 100% del PIB”. Más prudente, su idea era acompasar la mejora del SMI a la evolución de la economía. Como ejemplo, los analistas del PSOE subrayaban que durante el primer Gobierno de Zapatero (2004-2008), con unas cifras de crecimiento económico elevadas y disfrutando de superávit, el SMI se incrementó un 30% en cuatro años.

Podemos también promulga una renta garantizada o renta básica universal de 600 euros mensuales a los hogares sin ingresos. El PSOE incluye en su plan de choque contra la pobreza la creación de una prestación no contributiva, denominada ingreso mínimo vital, que beneficiaría a unas 730.000 familias sin ingresos. Según los cálculos de los analistas económicos de Ferraz, incorporaría a 2,3 millones de niños que viven en hogares por debajo del umbral de la pobreza.

PSOE y Podemos coinciden en ampliar el permiso de paternidad de los 13 días actuales a cuatro semanas en caso de parto, adopción o acogimiento múltiple. El Ejecutivo de Mariano Rajoy lo ha aplazado hasta 2017, aunque debía estar en vigor desde 2011.

Igualmente, ambas formaciones plantean un incremento del presupuesto público en Sanidad y la revisión de los copagos farmacéuticos. La desviación del déficit de 2015, negado durante meses por Rajoy, dificulta los programas sociales que podrían animar a Podemos a no votar por tercera vez en contra de la presidencia de Sánchez.

Más presupuesto para la dependencia

  • PSOE y Podemos coinciden en la necesidad de dotar de más presupuesto a la ley de dependencia. La legislatura pasada perdió con los recortes 2.000 millones. También abogan por reconocer el derecho de las personas desatendidas en la pasada legislatura.
  • La reducción del IVA cultural, el más alto de la UE, es otro punto de sintonía entre ambos partidos. El Gobierno de Rajoy lo aumentó en septiembre de 2012 del 8% al 21%. El objetivo es disminuirlo al tipo reducido, tanto en los servicios analógicos como digitales.

Más información