El PSOE y Podemos retrasan la cita a tres por el miedo a un fracaso

Cuando se celebre la reunión, prevista para el jueves o viernes, habrá pasado una semana sin negociaciones Rivera exige el voto a favor de Iglesias

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su reunión de la semana pasada.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, durante su reunión de la semana pasada.LUIS SEVILLANO

El PSOE y Podemos acordaron el pasado miércoles explorar una negociación a tres bandas con Ciudadanos. A pesar de que queda menos de un mes para tratar de desbloquear la investidura, estas fuerzas no se reunirán hasta finales de semana. El retraso refleja el miedo a un fracaso. Todos asumen que ya no hay tiempo para llegar a un acuerdo ante las diferencias insalvables entre Pablo Iglesias y Albert Rivera, que exige el voto afirmativo de Podemos

Las sumas para formar gobierno

  • Pedro Sánchez logró 131 apoyos en la segunda votación de investidura. Sumó los 90 del PSOE a los 40 de Ciudadanos y el único de Coalición Canaria. Tuvo mayoría absoluta en contra. Ahora necesita alcanzar los 176 votos que fijan la mayoría absoluta o, al menos, más síes que noes.
  • La abstención de los 65 diputados de Podemos sería insuficiente incluso si se sumara a esos 131 votos. Sánchez tendría que buscar más apoyos para superar el anunciado voto en contra del PP, ERC, Bildu y DiL (142 votos).
  • Si ninguno de esos cuatro partidos variara su posición hacia la abstención, el PSOE necesitaría los votos afirmativos de Ciudadanos, Coalición Canaria, PNV, IU y Compromís, además de la abstención de Podemos (143, llegaría a La Moncloa por un voto).

Han pasado ya más de tres meses desde las elecciones generales. Esta cita no se ha producido antes porque Podemos había impuesto su veto a una negociación con Ciudadanos. Tras aceptar sentarse en la misma mesa, todos destacaron públicamente la urgencia de la reunión. Sin embargo, los equipos negociadores de los partidos de Pedro Sánchez, Iglesias y Rivera no han logrado cuadrar las agendas. Además, el PSOE está actuando de intermediario, puesto que Ciudadanos y Podemos ni siquiera se han puesto en contacto. Los tres saben que Rivera e Iglesias son tan incompatibles como para que el primero exija el voto afirmativo del segundo a su pacto con el PSOE como demostración de compromiso con la estabilidad de la legislatura, según confirmaron a EL PAÍS desde la dirección de Ciudadanos, cuyo socio preferente para completar el acuerdo con los socialistas es el PP. No obstante, el encuentro a tres supone la última posibilidad de escenificar voluntad de diálogo. Y el primero que se levante puede cargar con la culpa del fracaso.

Fuentes de las tres formaciones adujeron dos argumentos para explicar el parón de las conversaciones. En primer lugar, que el pasado fin de semana el PSOE y Podemos tenían importantes reuniones internas. Y en segundo lugar, que el pleno del Congreso de esta semana —que se celebra hoy y mañana— dificulta compatibilizar las actividades de los equipos, en los que se alinea una quincena de diputados.

En Ferraz restan importancia al paso de los días. “Los partidos tienen vida interna los lunes, tienen sus ejecutivas o sus círculos”, aluden en la sede nacional del PSOE. La intención es que la reunión sea el jueves o, a más tardar, el viernes. Muy por detrás de las fechas que en principio manejaban los socialistas. Su portavoz parlamentario, Antonio Hernando, manifestó que los equipos negociadores del PSOE, Podemos y Ciudadanos tenían previsto reunirse a principios de esta semana. Hernando remarcó el domingo, de nuevo, la trascendencia del encuentro. “Todas las semanas superamos un imposible; nos vamos a sentar juntos a trabajar”, manifestó en un acto en Almería, donde aseguró que el PP les “obliga a ser compatibles y a llegar a un acuerdo para pactar un gobierno y una agenda reformista para los próximos años”.

Círculos y ejecutivas

Más información
La ciudadanía, dispuesta a votar lo mismo hasta que los partidos pacten
Rivera: “No puede haber un buen Gobierno para España si participan quienes quieren romper España”
Los electores premian los pactos de Podemos y de Ciudadanos
Evolución electoral de los partidos con acuerdos autonómicos

Desde el PSOE no culpan en ningún caso a Podemos ni a Ciudadanos de que todavía no haya una fecha cerrada para el encuentro a tres bandas. “Todo tiene su tiempo y cada partido tiene su agenda y no es sencillo cuadrarlas”, observan en la dirección socialista. Como ejemplo, citan el caso del cara a cara entre Sánchez e Iglesias, que en principio iba a ser antes de Semana Santa. Al final se redujo a una conversación telefónica de media hora la víspera del Jueves Santo. La reunión se produjo una semana después.

La dirección de Podemos asegura que está dispuesta a reunirse desde ya, pero su deseo era el de mantener antes de la mesa a tres una reunión bilateral con los negociadores socialistas. Aun así, no se trata de una condición. Ayer Íñigo Errejón, número dos de la formación, sugirió una de las razones que puede estar detrás de los retrasos: como queda poco tiempo para negociar, cada paso es ahora decisivo. Esta semana, dijo, “empieza a ser definitiva”. En su opinión, tanto los pasos de Podemos como los del PSOE “pueden tender a ser irreversibles”, por tanto, los partidos deben acudir a la reunión con ánimo de negociar y con las ideas claras. Además, una vez sentados, cualquier ruptura del diálogo será la definitiva. “No nos levantaremos de la mesa hasta que no haya acuerdo”, advirtió el socialista Antonio Hernando.

El líder de Ciudadanos apuntó una cuestión clave: la voluntad política de llegar a un acuerdo. “Llevamos más de 100 días sin Gobierno, no creo que sea culpa de que tengamos pleno mañana o pasado, de que pueda ser esta semana en vez del domingo o el lunes. No tiene nada que ver. Hace falta que partidos que parece que no quieren estar con Ciudadanos o con el PSOE, que Podemos o el PP, por un lado o por el otro, nos digan qué cosas quieren que cambiemos para que podamos gobernar”, afirmó Rivera.

Tanto Ciudadanos como Podemos muestran su escepticismo sobre la posibilidad de un acuerdo. Ninguna de las dos fuerzas ha tenido, además, la iniciativa en el formato de la cita. “En la logística de la reunión Ciudadanos ha participado poco”, explicó José Manuel Villegas, vicesecretario general de la formación emergente y jefe de gabinete de Rivera. “No hemos tenido conversaciones directas con Podemos. Se ha hecho a través del PSOE”, prosiguió. “El detalle de por qué no es hoy la verdad es que se me escapa. Quedan pocos días, pero quedan días suficientes para saber si hay algún margen de cambios de postura en los partidos”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS