Victoria Rosell

Una diputada canaria de Podemos vuelve a protagonizar un incidente en un aeropuerto

La exjuez Rosell protestó al ver unas maletas sin pasajero

La juez Victoria Rosell, cabeza de lista de Podemos por Las Palmas, durante un acto electoral en la Universidad de La Laguna el jueves.CRISTÓBAL GARCÍA (EFE) / QUALITY (reuters_live)
Santa Cruz de Tenerife - 26 abr 2016 - 16:16 UTC

Más información

La exjuez y diputada de Podemos Victoria Rosell ha sido protagonista de un nuevo incidente con los miembros de la seguridad del aeropuerto de Gran Canaria al supuestamente negarse a ser identificada en el control de seguridad para acceder a la zona de embarque. Según un informe del Sistema Integrado de Gestión Operativo, el incidente se registró el pasado domingo, sobre las 06.45, cuando Rosell debía de pasar por el control de salidas insulares.

"La diputada increpa al auxiliar en el control de las tarjetas de embarque al preguntarle por un carrito con maletas que se encontraba en el pasillo de entrada, a lo que los responsables de seguridad responden que tales objetos están controlados por su dueño, que está a solo unos metros hablando por teléfono", se señala en el informe. Sin embargo, la diputada ha asegurado que son "mentiras que alguien escribe. Es una campaña espantosa y es difícil que la gente no se crea estas cosas pero, gracias a dios, esta vez había una pasajera que, indignada por cómo se estaba dirigiendo a mi sin motivo alguno el guardia civil, lo grabó", dijo.

En esa grabación se escucha cómo un guardia civil alterado le pide reiteradamente la documentación a la diputada que le pide que no le chille. En la conversación se oye a Rosell cómo pregunta por la documentación que, según dice, le ha quitado el agente.

El informe difiere de esta versión y señala que al ser requerida por el personal de seguridad del aeropuerto para que separara el ordenador del maletín y del resto de objetos que portaba, la parlamentaria de Podemos "creyó que se trataba de una burla, a pesar de haber sido informada por los vigilantes de seguridad y por el agente de la Guardia Civil que se encontraba de servicio en el control de que se trataba del sistema de actuación cotidiano".

Rosell, se señala en el informe, insiste en que "es diputada y afirma que puede pedir la sala de autoridades, requiriendo al Guardia Civil la presencia del jefe de Servicio, así como la identificación profesional del agente".

Su negativa paralizó el normal funcionamiento del citado control, según el delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento. El representante gubernamental ha avisado a Rosell de que no puede pretender "privilegios" y le ha afeado que esgrima siempre su condición de diputada para tratar de obtenerlos. Rosell, sin embargo, ha desmentido las acusaciones y ha asegurado que no se saltó ningún control de seguridad; atribuye los incidentes sufridos a una persecución política. "El incidente es tan falso como el anterior que se inventaron, pero esta vez, afortunadamente, una pasajera asombrada por los gritos que daba el guardia Civil lo grabó y le estoy muy agradecida", explicó Victoria Rosell a EL PAÍS.

En la grabación se oye a uno de los guardias civiles: "Le digo a usted que me entregue la documentación. No me haga agarrarla de la mano. Acompáñeme a la oficina". El audio continúa con unos minutos de silencio durante los que Rosell se dirige a hablar con el superior del agente para comunicarle lo sucedido y a quien le dice que el guardia civil le quitó la documentación —su carné de diputada— y que tiene que coger el avión de las 07.30 rumbo a Madrid. Más tarde, la diputada explicó que, ya fuera de grabación, se le devolvió su documentación.

Según la versión de la Delegación del Gobierno con base en el informe de seguridad, ante la "exigencia" de la Guardia Civil para que Rosell se identificara, la diputada dijo que "no le daba la gana" y entonces abandonó el control hacia la sala de embarque, por lo que, según Hernández Bento, tuvo que "ser requerida en numerosas y reiteradas ocasiones para su identificación, intentando esquivar dichos requerimientos y al agente de la Guardia Civil sin detener la marcha". Finalmente, Rosell optó por entregar un documento que acreditaba su condición de diputada nacional y aportó el DNI, "mientras reanudaba la marcha".

El delegado del Gobierno en Canarias ha lamentado la actitud de la diputada de Podemos, ya que "no ayuda en nada a garantizar el adecuado cumplimiento de las medidas establecidas para mantener la seguridad de todos". Hernández Bento afirma que "los diputados y representantes políticos han de ser ejemplo y dar ejemplo cumpliendo con los requerimientos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado". Asimismo, critica que la diputada de Podemos ponga "por delante su condición de diputada, se niegue a identificarse, mientras los servicios de vigilancia del aeropuerto y la Guardia Civil lo único que persiguen es mantener la seguridad de todos", en lugar de "facilitar" la labor a quienes trabajan por la protección, más cuando se está aplicando el nivel de alerta antiterrorista 4, tras los atentados de París y Bruselas.

Esta no es la primera vez que la exjuez Rosell protagoniza un incidente en el aeropuerto de Canarias. Hace unos meses, la ahora diputada de la formación morada requirió de malos modos a los trabajadores de AENA que le abrieran la sala de autoridades. Según un parte de incidencia de un empleado de AENA, la diputada exigió "con actitud soberbia" el uso de la sala de autoridades del aeropuerto de Gran Canaria, un hecho que también fue negado por Rosell, que explicó que solo pidió información para saber si esa sala era usada por el ministro de Industria, José Manuel Soria.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50