Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué hay detrás del Gobierno a la valenciana que pide Iglesias a Sánchez

La izquierda suma una mayoría, pero Podemos renunció a integrarse en el Ejecutivo de coalición

Gobierno a la valenciana
El socialista Ximo Puig y Mònica Oltra, de Compromís. (EFE)

El Gobierno a la valenciana al que aspira para España el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se distingue por dos características básicas: la primera es que los partidos de izquierda suman una amplia mayoría absoluta en la Comunidad Valenciana; la segunda es que Podemos ha renunciado a formar parte del Ejecutivo de coalición que conforman el PSPV-PSOE y Compromís, aunque la formación le otorga el apoyo parlamentario necesario.

El pacto de gobernabilidad que en junio de 2015 alcanzaron los socialistas, Compromís y Podemos en la Comunidad Valenciana, conocido como Acord del Botànic, compromete a los tres partidos en el desarrollo de cinco ejes programáticos que dan prioridad a las políticas sociales, a la lucha contra la corrupción, a un cambio de modelo productivo y a la consecución de una financiación justa.

El secretario autonómico y portavoz parlamentario de Podemos, Antonio Montiel, justifica la decisión de no formar parte del Gobierno valenciano porque la prioridad de su partido es vigilar el cumplimiento del acuerdo y mantener la conexión entre la calle y quienes han de dar respuesta a las inquietudes a la ciudadanía.

Montiel ha anunciado ya que quiere revisar el pacto de gobernabilidad en la primera quincena de abril para hacer un recuento de los objetivos conseguidos y fijar nuevas metas. Podemos, que apoyó la investidura como presidente del socialista Ximo Puig solo con los votos necesarios para dar mayoría absoluta al candidato (5 de los 13 diputados se abstuvieron), ha votado con sus socios la práctica totalidad de las iniciativas parlamentarias, pero se ha desmarcado puntualmente para mantener un perfil y dejar claro que no es un convidado de piedra.

Podemos no ha dudado en abstenerse en alguna propuesta avalada por sus socios e incluso ha llegado a presentar una iniciativa conjunta con Ciudadanos en materia de urbanismo que va más allá de los planes del propio Consell de la Generalitat. Podemos ha asumido, además, la iniciativa en algunas cuestiones clave del Acord del Botànic como el proceso para recuperar Ràdio Televisió Valenciana o la creación de una Agencia Antifraude. Proyectos que Montiel lidera desde el Parlamento.

Podemos, que concurrió a las últimas elecciones generales en coalición con Compromís, insiste, por ahora, en que no quiere entrar en el Gobierno valenciano. Un Consell de coalición donde el PSPV-PSOE y Compromís han elegido una fórmula de "mestizaje", que implica que en cada consejería conviven dirigentes de los dos partidos que comparten la gestión.

La fórmula no está exenta de tensiones, pese a las declaraciones de afecto que se profesan diariamente el socialista Ximo Puig y la vicepresidenta Mònica Oltra (Compromís), quien desde la portavocía monopoliza buena parte de los logros del Gobierno valenciano.

Arcadi España, jefe de gabinete del presidente de la Generalitat, explica que, por encima de sus diferencias, hay una característica que une a los tres partidos: "El momento histórico que vive la Comunidad Valenciana, con un clamor de cambio muy grande tras 20 años de Gobiernos ininterrumpidos del PP".

"Para nosotros, la pluralidad es algo normal y los líderes de los tres partidos, más allá de las rivalidades, son dialogantes y aperturistas", asegura España. El jefe de gabinete de Puig explica también que, a diferencia de lo que ocurre en la política española, en la Comunidad Valenciana "ningún partido habló de líneas rojas, ni puso su programa encima de la mesa para empezar a hablar". "El diálogo se inició con las cuestiones en las que todos estaban de acuerdo y, desde entonces, todos han tratado de enriquecer el acuerdo", indica Arcadi España, que destaca que ninguno quiso que hubiese varios Gobiernos dentro del Gobierno, por lo que se apostó por el "mestizaje". "Tiene más vitalidad esta administración que todas las del PP que tenía mayorías absolutas", sentencia.

Más información