Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE recuerda a Podemos que le dio alcaldías sin pedir nada por ello

"Lo hicimos a cambio de nada, sin pedir sillas, sin poner límites ni líneas rojas”, ha dicho el portavoz parlamentario del PSOE

El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, este jueves en el Congreso.
El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, este jueves en el Congreso. EFE

Los socialistas propiciaron en mayo de 2015 que candidatos de Podemos accedieran a las alcaldías en determinados Ayuntamientos de España, en los que el PP había quedado en minoría, “sin pedir nada a cambio”, porque interpretaron que la sociedad quería un cambio. Así se lo recordó este jueves el PSOE a la dirección de Podemos para que reconsidere su voto negativo a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno cuando este viernes de nuevo se vote en el Congreso.

Allí donde era posible que gobernara Podemos, en detrimento del PP, el PSOE apoyó a la formación de Pablo Iglesias, sin entrar en el gobierno. Así ocurrió en Madrid, Santiago, Zaragoza, Cádiz y A Coruña. También en Barcelona los votos del PSC ayudaron a que Ada Colau se hiciera con el bastón de mando municipal. La diferencia con los anteriores estuvo en que la candidatura de Colau, Barcelona en Comú, fue la ganadora. “Lo hicimos a cambio de nada, sin pedir sillas, sin pedir nada, sin poner límites ni líneas rojas”, apostilló este jueves Antonio Hernando, portavoz parlamentario del PSOE, tras la reunión de su equipo negociador celebrada en el Congreso, convocada por Pedro Sánchez.

Ahí quedó ese recordatorio que se produjo antes de que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, hiciera un llamamiento para que Podemos facilitara la investidura del político socialista. Sus matizaciones posteriores, en la línea oficial de la formación emergente que busca un Gobierno de coalición con el PSOE, no invalidan, sin embargo, su argumento de que había que evitar unas nuevas elecciones, según la apreciación de los socialistas. En el PSOE se interpretó que la regidora había recibido presiones para que matizara, después de haber hecho un requerimiento tan expresivo.

“Pablo, escucha a Manuela Carmena, que está pidiendo que apoyéis la investidura de Pedro Sánchez; que no sea Podemos un obstáculo, que no retrase el cambio”, había proclamado anteriormente el portavoz socialista.

No hay duda en el PSOE de que esta noche solo cambiará que “el reloj de la democracia” se ha puesto a andar, como le gusta señalar a Sánchez. El resultado de la votación será el mismo y los requerimientos a Pablo Iglesias para que se abstengan son inútiles. “Mañana a las ocho y media de la noche podemos tener un Gobierno con un presidente socialista al frente para hacer frente al programa que tanto necesita la sociedad”, señaló Hernando como recurso retórico, de la misma forma que lo hizo el secretario de Organización, César Luena.

Ambos políticos recorrieron diversos medios de comunicación para dejar sus mensajes a la sociedad, de la misma manera que lo hicieron los dirigentes de Podemos.

No ha habido contactos, ni se han pretendido, entre el PSOE y la formación de Iglesias para tratar de que esta última cambie este viernes su voto y favorezca la investidura de Sánchez. Los requerimientos han sido públicos con la introducción de un nuevo argumento: los socialistas se ponen como ejemplo de cómo actuaron tras las elecciones municipales y autonómicas de 2015.

Insultos a González

Junto a los mensajes, el PSOE también ha enviado reproches a Podemos por el sabor amargo que dejó en las filas socialistas la intervención de Iglesias, sobre todo por “insultar” a Felipe González. “Ese insulto lo ha sentido el PSOE y muchos españoles que tienen mucho respeto por el expresidente González”, señaló Luena. “Seguramente lo hizo para tapar que votaba con el PP”, aventuró. El PSOE se lo recordará constantemente.

Más información