Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos trabajará para que el PP no vote en contra del PSOE

Rivera: "Empieza una etapa difícil, apasionante: la segunda Transición"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, este martes.
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, este martes.

Ciudadanos trabajará en paralelo en dos vías: consensuar una hoja de ruta reformista con el PSOE e intentar que, si ese pacto PSOE-Ciudadanos se produce, el PP acepte abstenerse para facilitar la investidura de Pedro Sánchez. “No es fácil convencer al PP de una abstención como tampoco lo sería convencer al PSOE, pero muchos dijeron que sería imposible un acuerdo en la Mesa y se logró”, ha dicho Albert Rivera tras conocer la decisión de Felipe VI de proponer al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que intente formar Gobierno. “El Rey ha estado a la altura. Y ahora nos toca a los políticos lo mismo”.

Rivera, que hablará con el secretario general del PSOE en las próximas horas, quiere mediar para formar un Gobierno de transición aglutinado alrededor de la negociación de cinco ejes: economía, políticas sociales, política exterior, regeneración y lucha contra la corrupción, y reforma constitucional. Su modelo, según ha explicado, tiene dos referentes: los pactos de La Moncloa de 1977 y los alcanzados en Alemania en varias ocasiones entre los dos partidos mayoritarios. Rivera anunció además que su partido estudiará la posibilidad de proponer a independientes para formar parte de ese hipotético Gobierno del PSOE.

“Si el PSOE acerca posiciones, necesitaríamos que el PP participe de ese acuerdo activa o pasivamente. Si fuera al revés, viceversa”, ha resumido Rivera, que se ha reafirmado en que su partido no entraría en el Ejecutivo y en que como máximo llegará a abstenerse en la votación de investidura. “Defendimos esto en campaña. Lo seguimos defendiendo. Lo decía el otro día el expresidente [Felipe] González: que ninguno debería ser obstáculo. Y lo suscribo”.

¿Cómo convencería Ciudadanos al PP para que al menos se siente a la mesa de negociaciones sabiendo que la meta es facilitar un Gobierno del PSOE? Fuentes del partido de Rivera consideran que la formación de Mariano Rajoy no puede cometer el error de cerrar la puerta a Ciudadanos, porque eso sería tanto como desconectar a la única fuerza política que se ha mostrado dispuesta a dialogar con los de Rajoy. Al mismo tiempo, en el equipo de Rivera cuentan con que el proyecto independentista de la Generalitat de Cataluña actúe como espuela en las conversaciones, y con que la Unión Europea juegue un papel aglutinador de los partidos constitucionalistas. Aunque en la ejecutiva de Ciudadanos consideran que es más fácil aritméticamente que el PSOE llegue a un acuerdo con Podemos, también se defiende que ese pacto no permitiría un Gobierno estable: solo serviría para que Sánchez aprobara el examen de la investidura.

Gobierno estable

“España no solo tiene que tener un Gobierno, tiene que tener un Gobierno que pueda hacer su trabajo”, ha defendido Rivera. “Luego hay que gobernar cada día”, siguió. “Va a haber poco tiempo, tiempo intenso, todo el equipo de Ciudadanos estará volcado en esto para ver los puntos de encuentro entre Ciudadanos y el PSOE. Supongo que el PSOE hará lo propio con otros partidos”.

Como adelantó EL PAÍS, Ciudadanos propondrá a PP y PSOE un Gobierno de transición con el mandato de cumplir una hoja de ruta de reformas que consensúen los tres partidos. La duración de la legislatura, según el plan de la formación de Rivera, sería de dos o tres años. El Ejecutivo, preferiblemente, sería monocolor y tendría apoyos parlamentarios externos. Esa opción, sin embargo, parece hoy lejana, ante la negativa de los dos partidos tradicionales a dialogar entre sí.

Más información