Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy retoma el desafío secesionista al final de la campaña y pide diálogo

El líder del PP ofrece al presidente catalán "dialogar para resolver" la situación tras el 20-D sin romper la igualdad entre españoles

El presidente del Gobierno y candidato a la reelección por el PP, Mariano Rajoy, antes de un acto de campaña celebrado esta semana.

Mariano Rajoy quiso ofrecer ayer, en el penúltimo día de campaña y en Barcelona, algo parecido a un giro en su posición inmovilista ante el desafío independentista catalán. Rajoy afirmó ante un selecto auditorio de empresarios: “Yo propongo hablar. Podemos hablar en 2016 para modificar el sistema de financiación autonómico. Hay que resolver el proceso dialogando, como se resuelven las cosas”. Fuentes de la dirección de campaña del PP precisaron más tarde que con ese gesto Rajoy “se prepara para negociar, ceder, dialogar” con Artur Mas, o el futuro presidente catalán, si gana y continúa en el Ejecutivo y si el dirigente catalán es finalmente investido.

El jefe del Gobierno central repitió ayer varias veces en Barcelona una oferta de diálogo con el presidente ahora en funciones de la Generalitat de Cataluña para resolver el conflicto independentista que se ha desbocado en los últimos años. Rajoy señaló de nuevo que nunca se ha negado a conversar con Mas cada vez que el dirigente catalán se lo ha pedido y reveló que eso ha sucedido “tanto en La Moncloa como en otros sitios”, “en público y en privado”, reuniones que se interrumpieron en el verano de 2014, su última cita oficial en La Moncloa.

El líder del PP indicó incluso que Mas ha sido el presidente autonómico al que ha dedicado más tiempo durante su mandato. Fuentes de la dirección de campaña del PP han precisado más tarde que Rajoy y Mas han mantenido varias entrevistas formales en la sede de la Presidencia del Gobierno, además de las ya conocidas, y otras en la casa privada de un mediador o conocido común que vive precisamente en el distrito madrileño de Moncloa, a la que Mas se desplazaba desde Barcelona.

Un año y cinco meses desde la última reunión

MIQUEL NOGUER

El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, se ha referido a sus reuniones con Mariano Rajoy este jueves, horas antes de que el presidente del Gobierno se refiriera a estos encuentros. Mas ha negado que haya mantenido ninguna reunión con Rajoy después de su última visita a La Moncloa. “No nos vemos desde el 30 de julio de 2014, cuando fui a verle a la Moncloa con 23 puntos para acordar. Y ninguno tenía que ver ni con el referéndum ni el derecho a decidir”, ha recordado. “De los 23 puntos solo se ha resuelto uno”, ha dicho. Anteriormente, Mas sí había reconocido haber mantenido encuentros discretos con Rajoy, pero antes de septiembre de 2013, cuando la Generalitat estaba intentando negociar el pacto fiscal.

Rajoy admitió ayer, ante un grupo de empresarios convocados en un foro de La Vanguardia, a la que pregunta de qué tenía que ofrecer al 48% de los catalanes que optaron por la independencia en las elecciones del 27 de septiembre que, tras las elecciones del 20-D, él está dispuesto a moverse, a dar un paso y citarse con Mas: “Yo propongo hablar”.

Diálogo con límites

Eso sí, luego fijó de nuevo los límites en los que no está dispuesto a transigir y que se resumen en la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles y el respeto a la ley. Pero anticipó también que en 2016 habrá más dinero, porque aumentará la recaudación del Estado, y que eso se notará también para Cataluña.

El presidente comentó que esas citas públicas y privadas se interrumpieron cuando el presidente catalán le exigió un pacto fiscal como el existente para el País Vasco o Navarra y más tarde un referéndum de autodeterminación. Rajoy reiteró que la posibilidad de rebasar esos límites no estará nunca en la mesa de negociación aunque sí se expresó a favor de retomar esos contactos tras el 20-D “pronto”, de “forma prioritaria”, aunque también confesó que no tiene por qué ser en la primera llamada que realice si gana y logra gobernar de nuevo.

“Vamos a tener que hacer un esfuerzo, pero todos”, afirmó Rajoy cuando se le comentó que el día anterior el candidato nacionalista catalán Francesc Homs le había dejado en el mismo foro una pregunta sobre si estaba satisfecho con cómo había actuado en este tiempo y sobre si no debía haber hecho algo más.

El moderador del encuentro insistió en la idea de si Rajoy estaría dispuesto a ceder algo en sus posiciones en las futuribles negociaciones: “Yo estoy dispuesto a escuchar pero no a que se rompa el principio de igualdad”. Y se atrevió a apuntar una opinión negativa sobre el “espectáculo no edificante que no le puede gustar a nadie en su sano juicio” de pactos entre las formaciones nacionalistas catalanas para lograr un Gobierno en Cataluña aún sin éxito desde las elecciones del pasado 27 de septiembre. Reclamó que le “gustaría un Gobierno normal, de gente sensata y equilibrada”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información