Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz cierra filas en torno a Pedro Sánchez

"Estoy convencida de que Pedro Sánchez va a ser el presidente de España, no tengáis ninguna duda de que va a ser así", clama Susana Díaz

Susana Díaz y Pedro Sánchez, en el mitin de Sevilla. ATLAS

Andalucía es territorio PSOE. El jardín del Edén del socialismo, el baluarte donde el Partido Socialista ha sido el más votado en 34 de las 38 elecciones celebradas desde 1977 (11 generales, 10 autonómicas, 10 municipales y 7 europeas), que se antoja decisivo en el futuro de Pedro Sánchez, tanto para sus aspiraciones a la presidencia del Gobierno como en el frente interno. A la espera de lo que suceda el 20 de diciembre, de los escaños conseguidos —con 110 en 2011, menos de 90 augurarían una crisis severa— y de la diferencia con el PP, el candidato socialista ha recibido este mediodía el apoyo explícito de la federación andaluza, del PSOE-A, con la presidenta de la Junta Susana Díaz a la cabeza, en lo que tanto ella como Sánchez definieron como "el corazón del socialismo". El jueves que viene, penúltimo día de campaña, ambos coincidirán en otro mitin en Málaga. Durante la precampaña, ya habían coincidido en Almería y Jaén.

"Estoy convencida de que Pedro Sánchez va a ser el presidente de España, no tengáis ninguna duda de que va a ser así", ha arrancado su discurso la dirigente entre las proclamas de los 3.000 asistentes al mayor mitin socialista de lo que va de campaña —500 más que el jueves en Asturias—, celebrado durante dos horas en un polideportivo de la barriada sevillana de Pino Montano. "¡Se nota, se siente, Pedro presidente!", han clamado al ver llegar al candidato los simpatizantes, con predominio de la bandera verdiblanca del PSOE andaluz. 

Sánchez, que cuidó la diplomacia y también ha tenido buenas palabras para Díaz —"una gran presidenta de la Junta de Andalucía"—, ha sido interrumpido entre gritos de "presidente, presidente" mientras apelaba, una vez más, a concentrar el "voto útil". "El color azul, el naranja y el morado son complementarios, hacen frente al del Partido Socialista, son un frente antiPSOE", ha enfatizado Sánchez, que a diferencia de Mariano Rajoy afronta dos fugas en el electorado tradicional socialista, por el flanco izquierdo (Podemos) y el derecho (Ciudadanos). El candidato socialista ha explicado la confluencia de intereses del resto de partidos -al menos así lo ven en Ferraz- contando el chiste siguiente: "Se abre el telón y salen Rajoy, Iglesias y Rivera. ¿Cómo se llama la película? Las amistades peligrosas". La comparación, vista la reacción del público, se diría que ha calado.

"Los ataques que está recibiendo el partido no son gratuitos, y es porque siempre ha habido una izquierda que le ha gustado más a la derecha", ha expresado la presidenta andaluza, tan crítica con Podemos que con Ciudadanos, clave para su Gobierno en minoría. "Nosotros queremos ganarle a los recortes mientras otros quiere arañarles votos al PSOE", ha resumido sus críticas al partido morado. La consulta que Podemos propone en Cataluña tampoco ha recibido loas, sobre todo por la comparación errónea que el candidato del partido emergente realizó en el debate del lunes, viniendo a comparar la consulta sobre el estatuto de autonomía andaluz con el proceso secesionista catalán. "Poner sobre la mesa un referéndum, usando a Andalucía para levantar un muro entre Cataluña y España, no es de recibí. Pablo Iglesias no solo ha querido reescribir nuestra historia, sino también el himno de Andalucía, pero quien no es capaz de nombrar a España, quien tiene urticaria de nombrarla, no merece ser presidente de nuestro país", ha zanjado.

De Ciudadanos, Díaz ha puesto el acento en el contrato único que promulga Albert Rivera -el compromiso del PSOE es derogar la reforma laboral- o los copagos: "Me he puesto en cosas de acuerdo con Ciudadanos, pero hay cosas en las que no, como el copago. Eso es pagar para ir al médico. Cuando ellos plantean eso... Yo me he puesto en la piel de miles de andaluces, y la sanidad pública, universal y gratuita, lo más grande que ha hecho el PSOE, no tiene precio y no podemos dejar que nadie lo toque". En este sentido, para Díaz el PP es sinónimo de recortes y privatizaciones. "El presidente del Gobierno parece una abuela madre, comenta los partidos de Champions, toma churros, parece que no ha hecho mal a la gente", ha sido la manera de la mandataria andaluza a la ausencia de Rajoy en los dos debates celebrados, el primero de ellos organizado por EL PAÍS.

Los reproches a Iglesias han abundado. "El falso mesías contó una mentira, la historia de Andalucía es la lucha por el cambio social", ha incidido Antonio Pradas, cabeza de lista al Congreso que sustituye a Alfonso Guerra, en referencia al ejemplo que puso de ejemplo en el debate del lunes, confundiendo el voto de la autonomía en Andalucía con el proceso independentista en Cataluña. "Pablo Iglesias, el original, el bueno, se sentiría orgulloso del PSOE, de Felipe González, de José Luis Rodríguez Zapatero, de Susana Díaz y de Pedro Sánchez", ha secundado a Pradas la secretaria general de Sevilla, Verónica Pérez.

La previsión es que el PSOE resista en su principal feudo, con al menos 21 de los 25 escaños de 2011 en Andalucía. Las únicas provincias donde el mismo partido ha sido el más votado en las 11 elecciones generales celebradas desde 1977 son Sevilla y Barcelona. El protagonista de tamaña excepción es el PSOE, que en 2011, cuando firmó, en su noche más oscura, el peor resultado de su historia en unas generales (28,7% y cuatro millones de votos menos) se sostuvo en ambas circunscripciones. Mientras el PSC busca limitar daños en Cataluña, donde no atraviesa su mejor momento pese al tirón de Miquel Iceta, el PSOE-A —hay quien ve en la convulsa federación madrileña, que en verano pasó de ser el PSM al PSOE-M, un intento de contrapeso por parte de Sánchez— es la federación territorial que más se ha movilizado en estas elecciones junto a las de Extremadura y Asturias, según distintos cargos del partido consultados.

"El que en Andalucía vota al PP y a la derecha sabe que está votando a quien ha hurtado muchos millones de euros a esta tierra para servicios sociales", ha referido Juan Espadas, alcalde de Sevilla tras las elecciones del pasado mayo. "¿Qué es lo que hemos hecho Andalucía? Votar siempre al PSOE, y Andalucía te va a llevar a la Moncloa, Pedro", ha resumido casi cuatro décadas de democracia el regidor. "Me voy con las pilas más cargadas para ser presidente", he cerrado Sánchez su intervención en el gran bastión del socialismo... Y de Susana Díaz.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información