Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge García Tudela, el segundo fallecido, “estaba a punto de volverse”

El subinspector destinado en Granada solicitó una comisión de servicio de cuatro meses en la embajada española de Kabul "para ganar un poco más de dinero"

Jorge García Tudela. ATLAS

Dicen que en Granada "lo conocía todo el mundo". Estaba destinado en la Brigada de Policía Judicial, concretamente en el grupo de investigación del distrito norte, desde 1995, aseguran sus compañeros. "Era una grandísima persona". El subinspector Jorge García Tudela, de 47 años, falleció el viernes por la tarde en el ataque perpetrado por los talibanes en Kabul, contra una casa de huéspedes frecuentada por ciudadanos americanos cercana a la embajada española. Su muerte no se conoció hasta la madrugada de este sábado, horas después de que el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, confirmara durante un mitin el fallecimiento del inspector Isidro Gabino Sanmartín en el mismo ataque.

El agente García Tudela, madrileño de origen, residía en Granada y había solicitado una comisión de servicio de cuatro meses en la sede diplomática. "Estaba a punto de volverse", asegura un compañero, que señala que son pequeñas excedencias que se piden "para ganar un poco más de dinero en estos tiempos de crisis". Oficialmente, su servicio en Kabul finalizaba el próximo 3 de enero. Estaba casado y tenía dos hijos pequeños, según relatan sus compañeros. Su viuda, ya está camino de Madrid.

Durante el ataque Talibán con coche bomba el subinspector se encontraba supuestamente en un edificio contiguo a la embajada. Durante varias horas trataron de localizarle en su teléfono móvil sin éxito. Y horas más tarde se confirmaba la tragedia.

La embajada española, "a diferencia de la casa del embajador", no se encuentra dentro de la "Green Zone" (zona protegida), según aseguran fuentes policiales. En el edificio diplomático están destinados diez agentes.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tiene previsto a lo largo del día de hoy, ir a visitar a las familias de los dos policías fallecidos y darles el pésame. Aparte de decretar tres días de luto y que las banderas ondeen a media asta, es previsible que se celebre un funeral de Estado en la Comisaría General de Policía de Canillas en Madrid en los primeros días de esta semana, aunque Interior aún no lo ha confirmado ni ha aclarado cuándo llegarán a España y cómo los cuerpos de los dos agentes fallecidos. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información