Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera se compromete a apoyar las exhumaciones de la Guerra Civil

El candidato de Ciudadanos asegura que si es presidente dotará de medios a la ley de Memoria Histórica y pide un pacto de Estado para que se deje de abordar en función de intereses políticos

Albert Rivera, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Albert Rivera, en una imagen de archivo. EFE

Albert Rivera, candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, se ha comprometido este martes a apoyar la exhumación de los cadáveres que permanecen en las cunetas de los caminos y carreteras de España desde la Guerra Civil. "Un país se mide por la dignidad con la que trata a sus muertos", ha dicho el líder de la formación emergente durante una entrevista en El Intermedio, de La Sexta, en la que ha puesto como ejemplo el cementerio militar de Arlington, donde descansan todos los que han muerto defendiendo a la bandera estadounidense.

"Estoy totalmente a favor de que [los familiares] puedan recuperar a sus muertos y a su dignidad", ha dicho Rivera tras ver un vídeo en el que varios familiares lamentaban no haber podido dar sepultura a padres y madres represaliados durante la Guerra Civil. "Si soy presidente del Gobierno me comprometo a que los familiares sepan dónde están sus muertos y a que tengan acceso a sus familiares. Que a nuestros muertos podamos enterrarlos dignamente y no en función de colores políticos", ha añadido el candidato, que ha propuesto un gran pacto nacional para impulsar la tarea. "Otra cosa es el debate del callejero". 

Ciudadanos, que ha condenado repetidamente la dictadura, mantiene la política de que la Transición supuso un punto y aparte, y huye, según sus dirigentes, del revisionismo. Este año sus representantes municipales en Calatayud se abstuvieron en una votación impulsada por el PSOE para que se le retirara al dictador Francisco Franco la medalla de oro de este municipio. El propio Rivera explicó la posición de la formación emergente en este asunto a principios de mes y durante una rueda de prensa en Ávila.

"Sí a la Transición y condena absoluta a la dictadura", dijo entonces, para puntualizar seguidamente que en aquel momento se acordó que "no había ni vencedores ni vencidos".