Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy acusa a los soberanistas de intentar “acabar con la democracia”

El presidente explica que la resolución supone una "insumisión" al orden constitucional

El Gobierno no quiso limitarse a construir un recurso de inconstitucionalidad contra la resolución independentista catalana solo con referencias jurídicas a la vulneración de una decena de artículos de la Constitución y otras leyes. El texto se apoya también en los ataques a la esencia del Estado democrático, como enfatizó Rajoy en una declaración institucional. El Ejecutivo expresó anoche su satisfacción por la rápida admisión a trámite del recurso por el Constitucional.

El presidente Mariano Rajoy convocó este miércoles a primera hora un Consejo de Ministros extraordinario, al que acudieron todos sus miembros. El Gabinete repasó durante más de una hora el dictamen favorable del Consejo de Estado, que el día anterior había subrayado el ataque de la propuesta aprobada en el Parlamento catalán a la soberanía nacional, y revisó el recurso de inconstitucionalidad ya redactado hace días por la Abogacía General del Estado.

No querían dejarlo en una respuesta clásica como otros recursos o como el que se hizo el año pasado ante el simulacro de consulta del 9-N. No buscaban solo un catálogo de incumplimientos a la norma fundamental y a los principios básicos del Estado de Derecho: la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de todos los españoles.

Todas esas referencias estaban y se quedaron en el recurso, pero el Gobierno y su presidente necesitaban para este desafío una réplica de mayor contenido con una base más política que aludiera a los ataques directos de los soberanistas contra la esencia de la democracia.

Rajoy aludió a esos puntos luego en su declaración pública cuando se refirió a los dirigentes separatistas catalanes que "pretenden poner en riesgo" con sus acciones "la esencia de nuestra democracia, del respeto a la soberanía popular y de la unidad de la nación".

El jefe del Ejecutivo no aludió nunca ni al presidente catalán en funciones, Artur Mas, ni a sus socios separatistas, pero a ellos y simbólicamente a los 21 responsables públicos señalados directamente en el propio recurso les dirigió varias advertencias: "Algunos deberían recordar que sin el respaldo y sin el respeto a la ley, cualquier poder y cualquier Gobierno pierden su legitimación, y no deberían olvidar que, cuando se prescinde de la ley, se renuncia a la democracia. Eso es lo que ofrecen: acabar con la democracia y el Estado de derecho, someter las libertades y los derechos de todos los ciudadanos, y quebrar la unidad de la nación española y la convivencia que nos ha unido durante siglos". Rajoy reafirmó: "Eso es lo que no podemos permitir. Yo no lo voy a permitir".

Toda la legitimación

 El presidente se siente legitimado por el Estado de derecho, respaldado por los demás partidos y agentes sociales constitucionalistas con los que sigue en contacto, e impulsado por los españoles y los catalanes: "Estamos defendiendo los derechos de todos los ciudadanos; no solo los de los catalanes, pero muy especialmente los derechos de los ciudadanos catalanes. No se trata únicamente de la reacción ante la iniciativa de un Parlamento; se trata de la defensa de todo un país. Lo que hemos acordado hoy es la más clara reivindicación de nuestra convivencia y nuestra democracia, de los mayores logros de nuestra larga historia como nación y de los principales valores con los que contamos para seguir escribiendo nuestro relato de éxito como país".

Rajoy reiteró ayer que tiene todos los escenarios previstos y todas las medidas estudiadas para actuar con "firmeza y proporcionalidad" pero sin dudas ante cada paso soberanista que se plantee. Dice que espera que no haya más propuestas secesionistas, entre otras razones porque el Gobierno catalán está en funciones, sin capacidad por tanto de promover leyes y sin un claro presidente para ser investido a corto plazo, por lo que demanda ya una rectificación del camino emprendido. Aunque el presidente y el Gobierno intuyen y les llegan datos de que esa marcha atrás independentista no sucederá y que los grupos podrían hacer proposiciones conjuntas en el Parlamento. El Ejecutivo cree que no habrá nuevos movimientos soberanistas antes de las elecciones generales del 20-D y observa a Mas en sus estertores al frente del Ejecutivo catalán.

El PP presenta sus candidatos al 20-D en Barcelona

El presidente del Gobierno y candidato del PP mantiene todas sus agendas repletas y combina sin tregua tanto actos institucionales como mítines de partido. Tras celebrar ayer el Consejo de Ministros extraordinario y firmar el recurso de inconstitucionalidad, Rajoy realizó una declaración oficial, se sometió a una rueda de prensa y emprendió viaje a Malta para una cumbre de la UE sobre inmigración con la mirada puesta de nuevo en Cataluña. Cuando varios periodistas le preguntaron si de verdad pensaba enviar a su vuelta un mensaje a los catalanes en medio de este desafío, este próximo sábado en Barcelona, desde un mitin en el que el PP presentará precisamente en la capital catalana los candidatos de todas las listas al 20-D, Rajoy miró un punto desconcertado y aseguró: "Claro". Ante la insistencia aclaró: "Yo siempre que hablo me dirijo a todos los catalanes".

El PP ha constatado, con sus datos internos y encuestas, que Rajoy está mejorando sus opciones electorales desde que está liderando con los demás partidos constitucionalistas y con presencias constantes la respuesta al proceso independentista. Rajoy pactó con el líder del PSOE, Pedro Sánchez y con el de Ciudadanos, Albert Rivera, no utilizar sus posibles desencuentros sobre Cataluña durante la campaña, pero el asunto catalán es determinante en su estrategia para presentarse como el líder más fiable, seguro y firme de todos los candidatos posibles.

El Gobierno espera tener antes del sábado y del Consejo de Ministros de mañana viernes el arsenal jurídico que cree que le proporcionará la decisión del Tribunal Constitucional al admitir a trámite de manera rápida, clara y más contundente que otras veces la presentación de su recurso y suspender la aplicación de la resolución independentista a todos los efectos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información