Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cómo nace el ‘caso Nóos’? Una tempestad de 100 tomos

La causa se cerrará con la hermana del Rey, imputada y juzgada por un tribunal, tras un escándalo de revuelo social e institucional

El juez José Castro, en los juzgados de Palma de Mallorca. Ampliar foto
El juez José Castro, en los juzgados de Palma de Mallorca.

El caso Nóos, también llamado caso Urdangarin, nació por una casualidad y se cerrará con la infanta Cristina imputada y juzgada por un tribunal. Se trata de un escándalo de revuelo social e institucional —con impacto en la imagen de la Monarquía— que se ha prologado por más de cinco años.

La investigación judicial surgió cuando el fiscal Pedro Horrach y el juez José Castro indagaban los escándalos del caso Palma Arena, del PP de Baleares. Entonces fijaron su atención en una carpeta casi vacía, un expediente oficial con el que se justificó el pago de un millón de euros desde el Gobierno balear de Jaume Matas (PP) al Instituto Nóos, de Iñaki Urdangarin, el esposo de la infanta Cristina, y su entonces socio, Diego Torres.

El rastreo minucioso de los contratos y relaciones de Nóos con Matas y su entorno desveló una telaraña de sospechas, la magnitud de sus negocios en las comunidades Valenciana y de Madrid. Mientras que la Audiencia de Palma mantiene la acusación contra Matas, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana rechazó imputar —como reclamaron el juez y el fiscal— al expresidente Francisco Camps y la exalcaldesa Rita Barberá, que serán testigos en la vista oral.

En el juzgado se construyó una causa —que suma 100 tomos y más de 70.000 folios— con los anexos y documentación. El yerno del entonces rey Juan Carlos, Iñaki Urdangarin, declaró en dos ocasiones y de manera muy extensa ante el juez en Palma. Un hito de mayor calado fue la comparecencia en el juzgado como imputada de la infanta Cristina.

El juez Castro y el fiscal Horrach han formado una pareja profesional perfecta que al final se fracturó —con reproches en los escritos del caso— porque el fiscal no ve razones para sostener la imputación de la Infanta. La Audiencia de Palma avaló parcialmente las tesis del juez y rechazó las del fiscal.

Más información