José Luis Olivas

La Audiencia asigna a Olivas 3.500 euros al mes para gastos personales

Anticorrupción pidió que solo le desbloquearan el salario mínimo

El juez de la Audiencia Nacional, Juan Pablo González, ha aceptado desbloquear 3.500 euros al mes para gastos personales a José Luis Olivas, expresidente de la Comunidad Valenciana, Bancaja y el Banco de Valencia, en contra del criterio de la Fiscalía Anticorrupción, que pidió que se le concediera solo el salario mínimo interprofesional.

Olivas está imputado por malversación y estafa por llevar a la quiebra el Banco de Valencia y Bancaja. También se le investiga en el caso Bankia, entidad de la que fue vicepresidente. El expresidente valenciano, que tiene todos sus bienes y cuentas corrientes embargadas, pidió al juez González que le permitirá hacer uso de 3.500 euros mensuales para uso personal, a lo que ha accedido el magistrado, que también ha desbloqueado las cuentas del ex director general de Bankia Hábitat, Tomás Codoñer, para concederle 3.000 mensuales en gastos personales y otros 1.700 para hipotecas.

Más información

El juez ha tomado esta decisión contra el criterio de Anticorrupción, que se mostró a favor de desbloquearle el equivalente al salario mínimo interprofesional, 648 euros mensuales. La fiscal Elena Lorente ha defendido que los imputados no deben tener gastos “por encima de sus posibilidades”.

El pasado julio, Olivas fue puesto en libertad tras pasar dos días detenido por la Guardia Civil. Desde entonces, está obligado a personarse cada quince días en el juzgado y tiene retirado el pasaporte. El juez Juan Pablo González le interrogó durante varias horas por el crédito presuntamente fraudulento que dio a dos constructores amigos, Juan Vicente Ferri y José Salvador Baldos, para financiar promociones inmobiliarias en el Caribe mexicano a través de la sociedad Grand Coral- Estos créditos, según el magistrado, provocaron un agujero de 220 millones de euros en las cuentas de Bancaja. Otros 140 millones fueron desviados a cuentas de los empresarios en Suiza y Andorra.

La investigación cree que la entidad dirigida por Olivas otorgó préstamos a empresarios amigos por 500 millones de dólares, pese a que estos solo presentaron como garantía avales que sumaban la mitad de ese dinero. Según las pesquisas, concedieron esos créditos obviando el procedimiento interno bancario para la concesión de créditos.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50