PETA pide a España que investigue una “prisión” de orcas en Tenerife

Los animales están "apáticos y asustados" en el Loro Parque, según la organización

Una de las imágenes difundidas por PETA de Estados Unidos.
Una de las imágenes difundidas por PETA de Estados Unidos.

La organización PETA de Estados Unidos, que promueve el trato ético y los derechos de los animales, ha pedido al Servicio de Protección de la Naturaleza de España que investigue el estado de un grupo de orcas que el complejo temático SeaWorld, de Orlando (Florida), ha prestado al Loro Parque, de Tenerife (Canarias). La asociación internacional ha asegurado que los cetáceos presentan heridas y cicatrices como marcas de rastrillo, además de mucosidad alrededor de los ojos, "probablemente por las sustancias irritantes que se encuentran en el agua del acuario", según el análisis de un veterinario de PETA. El complejo canario ha rechazado este lunes las acusaciones y "especulaciones malintencionadas" y "falsas".

PETA ha difundido imágenes de las orcas, supuestamente tomadas en marzo. La asociación asegura que las heridas y cicatrices evidencian la "agresión entre los animales y, posiblemente, recintos inseguros". Las orcas, "apáticas y asustadas", también presentan "severos traumatismos dentales", que suelen desarrollar "al roer las paredes del tanque". El Loro Parque, sin embargo, ha asegurado en un comunicado que dichas marcas de rastrillo son "completamente normales en orcas, así como en otras especies de cetáceos", ya que —según su versión— se encuentran en la "inmensa mayoría" de los animales salvajes y "son el resultado de los conflictos sociales".

Más información
La pena de la orca mata
El dilema de la orca ‘Morgan’
Prohibido tocar a las orcas en Estados Unidos
La orca Morgan seguirá en Tenerife
La danza de las orcas

El Loro Parque tiene seis orcas: cuatro de SeaWorld, una rescatada en Holanda y otra que nació en el mismo complejo. Cada animal pesa seis toneladas, en el caso de los machos; y entre tres y cuatro toneladas, en el de las hembras. En libertad recorren decenas de kilómetros al día. La organización WDC (Whale and Dolphin Conservation) señala que 59 orcas, 35 de ellas nacidas en cautiverio, son utilizadas en espectáculos de entretenimiento en al menos 14 parques de ocho países, entre ellos, España, Argentina, Canadá, Francia, Estados Unidos y Japón.

La organización animalista cita a testigos que aseguran haber visto a las orcas flotar inertes en el agua, "un signo de trastornos psicológicos". La directora de PETA, Mimi Bekhechi, ha afirmado que SeaWorld y el Loro Parque "no han tomado medidas para corregir los problemas de salud de las orcas", que —según la organización— han sido "documentados ampliamente" por la doctora Ingrid Visser, experta en orcas, por lo menos durante cuatro años. La asociación ha instado a España a actuar y "cerrar esta horrible trampa para turistas que causa sufrimiento para los animales".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La orca 'Morgan'

La denuncia de PETA incluye a Morgan, una orca "demasiado delgada" que fue "capturada" en 2010 con el compromiso de que sería devuelta al océano cuando se recuperara. Sin embargo, según la organización, fue puesta en exhibición y ahora se encuentra en el Loro Parque, "donde es obligada a actuar y donde ha sido atacada por las otras orcas con las que comparte su diminuto tanque".

El Loro Parque asegura que Morgan no fue capturada, sino rescatada por el Gobierno holandés en 2010 y que permanece en Tenerife porque no es una "candidata adecuada" para la liberación por un "grave problema de oído". El complejo canario señala, además, que la introducción de un animal en un grupo social con una jerarquía establecida "siempre conlleva reajustes y conflictos" y que, en el caso de Morgan, dicho proceso se llevó a cabo de manera planificada, "minimizando los conflictos, que se resolvieron rápidamente".

Otra de las imágenes evidencia los problemas dentales, según PETA.
Otra de las imágenes evidencia los problemas dentales, según PETA.

El parque canario añade, asimismo, que los problemas dentales no son exclusivos de los animales en cautiverio, ya que sus dientes son "mucho más débiles y fáciles de desgastar" que los de carnívoros terrestres. El complejo afirma que es falso que las orcas estén asustadas, como asegura PETA, y añade que las afirmaciones sobre una supuesta "agresión continuada" se basan en observaciones "parciales y sesgadas" de la doctora Visser, cuando estuvo una semana en Tenerife. Visser, añade el parque, "no ha vuelto ni ha aportado información que sustente sus acusaciones", desde la celebración de un juicio en la Corte Suprema de Holanda en 2013.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Alejandra Torres Reyes

Redactora de la Mesa Digital de EL PAÍS. También ha trabajado en la sección de España y en la Edición de América. Antes fue reportera en el diario ‘El Universo’ y en Radio City, en Ecuador. Es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil y máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS