La Audiencia quiere juzgar a dos abogados por el vídeo de la Infanta

Las imágenes fueron grabadas furtivamente cuando declaró ante el juez Castro

Un momento de la declaración de la Infanta.
Un momento de la declaración de la Infanta.

Dos abogados se sentarán en el banquillo, acusados de ser los supuestos autores de un delito de desobediencia por la grabación furtiva, en vídeo, de parte de la declaración como imputada de la infanta Cristina, ante el juez José Castro, en febrero de 2014. La Audiencia de Palma ha rechazado la pretensión de desacreditar la instrucción y anular su imputación que han formulado los letrados María del Carmen Jiménez –que aparentemente hizo uso de un reloj con cámara oculta, según el juez instructor Manuel Penalva- y de otro profesional, Francisco José Carvajal. Ambos abogados solo se personaron en el juzgado de Palma aquel día, en más de cuatro años de instrucción del caso Nóos. Los dos intentaron redirigir las sospechas contra funcionarios de los juzgados que permanecieron en la sala de vistas.

El juez Castro prohibió de manera expresa que se accediera al juzagdo con dispositivos para la grabación de imágenes o sonido: vetó expresamente la entrada de teléfonos, tabletas, ordenador portátil o “cualquier otro dispositivo apto para la captación de imágenes o sonidos".

Los dos profesionales bajo sospecha mantienen que solo hay meras conjeturas, contra ellos, fruto de la especulación. Ambos sustituyeron a otro defensor personado en la causa y abandonaron el edificio judicial antes de que terminase el interrogatorio de la Infanta. Un fragmento de la declaración de la Infanta, de pésima calidad de imagen y sonido, fue ‘colgado’ en la plataforma de Internet Wouzee y, después, enlazado desde la web de El Mundo cuya empresa editora es accionista del portal, reseña en la instrucción

Más información
La Infanta y Urdangarin aún deben pagar más de 13 millones de fianza
La infanta Cristina se enfrenta al Rey por la revocación del ducado
La policía califica de delito la grabación en vídeo de la declaración de la Infanta
Usaron un reloj-espía para grabar a la infanta Cristina ante el juez

El instructor Penalva, avalado en su actuación por la Audiencia, afirmó que los letrados sospechosos, “acudieron con la única intención de grabar clandestinamente”. Gracias a los informes periciales de la policía y las declaraciones de los testigos –letrados y funcionarios-, el juez indicó la grabación se realizó desde la posición que los dos imputados ocuparon en la primera hora de la comparecencia. El examen de los planos de la filmación por parte de los peritos policiales determinó que, indiciariamente, la abogada Jiménez manejó un reloj-cámara, se lo quitó en dos ocasiones y lo situó a una altura adecuada para poder captar a la infanta, de espaldas.

"El proceso debe continuar" determina la Audiencia. No se ve la decisión del instructor “ arbitraria ni irrazonable, sino motivada y ajustada a Derecho". Apunta el tribunal que antes del juicio, "en modo alguno" se declara la culpabilidad de los imputados. Se trata de "examinar, una vez agotada la investigación, si es posible verificar en su contra un juicio probable de acusación".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS