Sánchez asumirá su candidatura con un plan de cambio profundo

El secretario general será proclamado el domingo y pronunciará un discurso que pretende ser el más trascendente de su carrera política

Sánchez, en Alcalá de Henares.
Sánchez, en Alcalá de Henares.L. Sevillano

El domingo próximo marcará un antes y un después para Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. Ese día será proclamado por su partido candidato a La Moncloa en las legislativas de noviembre y pronunciará un discurso que pretende ser el más trascendente desde el inicio de su carrera política nacional hace un año. El líder socialista se presentará como el aspirante a la presidencia con el apoyo de “las clases medias y trabajadoras” y con un programa de cambio profundo, pero garantizando la estabilidad, lejos de radicalismos.

A las once de la mañana del domingo, el comité federal del PSOE, su máximo órgano entre congresos, proclamará a Pedro Sánchez candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno después de que solo él haya conseguido los avales necesarios para optar al puesto. No habrá primarias porque no ha habido competidores, lo que ha sido acogido por el partido con bastante naturalidad. Desde ese día, el político socialista se pondrá el ropaje de aspirante a La Moncloa, que no abandonará hasta el último día de la campaña electoral del próximo noviembre.

A mediodía, pronunciará su primer discurso como candidato oficial en un teatro de Madrid. De forma deliberada, el acto se ha convocado fuera de la sede del partido para empezar a marcar que su proyecto es para la mayoría y no solo para los socialistas.

Desde hace días, el secretario general del PSOE prepara cuidadosamente su intervención, que incluirá una serie de compromisos y declaraciones de principios con vocación de trascendencia y duración en el tiempo y a las que piensa remitirse si consigue presidir el Gobierno.

La presencia de Podemos

Si Podemos no existiera, su discurso probablemente sería otro, pero la presencia de esa fuerza política es una realidad con la que el PSOE, así como el resto de las fuerzas políticas, tiene que contar, según las fuentes socialistas consultadas. Sánchez no puede obviar que el partido que lidera Pablo Iglesias aspira a hacerse con todo el voto de la izquierda; por tanto, a pesar de los recientes pactos municipales y autonómicos, de pura conveniencia, los dos son adversarios. Además de que Podemos les puede quitar votos, el PSOE tiene presente la fuerte ofensiva del PP por ese motivo. Los populares arrecian en su discurso de que Pedro Sánchez —se le cita en persona— “se ha echado en brazos de los radicales”, como ayer mismo hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy en la sesión de control en el Congreso.

Todos los dirigentes del PP lo repiten y algunos incluso con cierto tono de dramatismo, como ayer hizo la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, en Onda Cero. “Pedro Sánchez ha firmado un contrato de adhesión con Podemos”, sentenció Aguirre. Por ello, en el discurso de asunción de la candidatura, Sánchez empleará grandes dosis de moderación, dentro de un proyecto de profundas reformas, según fuentes socialistas.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50