Sanz dimite para que Ciudadanos permita gobernar al PP en La Rioja

El paso atrás del líder regional del partido busca facilitar el nombramiento de su sustituto

El líder del PP riojano en la rueda de prensa para explicar su marcha.Atlas (atlas)

Pedro Sanz, candidato del PP a presidir La Rioja, anunció que renuncia a gobernar la comunidad para desbloquear las negociaciones con Ciudadanos y que este partido permita la investidura de José Ignacio Ceniceros, su sustituto. El político, de 61 años, había ganado las elecciones del 24-M y gobernaba desde 1995. Su marcha puede tener consecuencias fuera de La Rioja. El partido de Albert Rivera, que exige limitar a ocho años los mandatos presidenciales, todavía negocia si permite la formación de los Ejecutivos del PP en Murcia, Madrid y Castilla y León. La continuidad de Juan Vicente Herrera, que con 59 años gobierna en esta última autonomía desde 2001, también ha sido puesta en discusión, aunque el PP podría pactar la abstención del único concejal de UPL para hacerse con el poder.

Sanz ha comentado esta tarde, en una rueda de prensa, que hace días le había comunicado su decisión a Rajoy. También ha asegurado que no se va porque se lo exijan, sino porque no se ve gobernando La Rioja en minoría.

Más información

“Iba siendo hora”, argumentó sobre la renuncia Fran Hervías, secretario de organización de Ciudadanos. “Es bueno y sano por higiene democrática que vaya habiendo recambios al frente de las presidencias autonómicas”, afirmó. “En una región como La Rioja, donde Sanz llevaba 20 años gobernando y podía llegar a los 24, el cambio es sano para la pluralidad democrática, la renovación, y regeneración que tiene que haber”, siguió. “Sin los gritos de otros, estamos consiguiendo condicionar a los viejos partidos”.

El PP de La Rioja fue el primer partido en toda España en firmar el acuerdo anticorrupción de Ciudadanos. El mismo día de la rúbrica, sin embargo, quedó sellado el futuro político de Sanz. “Debería pensar en la jubilación”, dijo Hervías, el representante de la dirección nacional en las negociaciones en esta Comunidad. La formación emergente descartó antes de empezar a negociar que la norma de limitar los mandatos a ocho años, que quiere incluir en el estatuto de cada Autonomía, tuviera una aplicación retroactiva. Sin embargo, esa condición ya ha puesto freno a la carrera política de Sanz, y será de aplicación próximamente en Andalucía, donde Ciudadanos permitió la investidura de Susana Díaz (PSOE).

En La Rioja, por ahora, se siguen negociando las medidas de regeneración democrática (primarias, listas abiertas, reforma de ley electoral), reactivación económica (bajada del IRPF, ventanilla única para autónomos y emprendedores) y cohesión social (igualar los presupuestos de sanidad, educación y ley de dependencia a la media de la UE) que exige el partido.

Apartados para favorecer los pactos

La necesidad de PP y PSOE de pactar con Ciudadanos en varias autonomías en las que han perdido la mayoría absoluta ha supuesto ya la renuncia de varios dirigentes, por motivos diferentes:

  • José Antonio Griñán. Su abandono del escaño de senador, tras ser imputado por el caso ERE , era una condición puesta por Ciudadanos para negociar con el PSOE en Andalucía. Formalizó su renuncia esta semana.
  • Consejeros de Madrid. Lucía Figar y Salvador Victoria, imputados por el caso Púnica , dimitieron para facilitar un pacto que dé la investidura a la popular Cristina Cifuentes.
  • Murcia. Cuatro cargos del PP murciano, imputados, dimitieron la semana pasada, tras amenazar Ciudadanos con romper las negociaciones.
  • La Rioja. Pedro Sanz, presidente desde 1995, se apartó ayer para facilitar el acuerdo, aunque sobre él no pesa ninguna imputación.

Fuentes de la dirección, además, describieron como “bastante avanzadas”, las conversaciones en Murcia y Madrid, donde Cristina Cifuentes (PP) e Ignacio Aguado (Ciudadanos) protagonizan hoy una nueva reunión para cerrar un acuerdo que selle la investidura de la candidata popular. En Murcia, Ciudadanos permitió que el partido de Génova obtuviera la alcaldía de la capital tras lograr la dimisión de los imputados Joaquín Bascuñana, delegado del Gobierno en la Comunidad; Juan Carlos Ruiz, consejero murciano, y la baja voluntaria del partido de Maria Antonia Conesa, alcaldesa de Fuente Álamo. Cuando se confirmó que el PP conservaba la capital, Miguel Ángel Cámara, exalcalde y secretario general autonómico del partido, también imputado, completó el cupo de bajas. De esta forma, los dos partidos enfilan la fase final de la negociación, que no está exenta de curvas: el PSOE ha conseguido la presidencia de la Asamblea regional de Murcia gracias a la intervención de Ciudadanos, lo que permitirá impulsar la reforma de la ley electoral para que haya solo una circunscripción en la Comunidad, según el partido de Rivera.

Además de en Murcia, Ciudadanos ha forzado la dimisión de tres cargos del PP imputados en Madrid y dos en Santander como pasos previos a la apertura de negociaciones para investiduras.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50