Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nuevos partidos y los minoritarios, contra la doble vuelta

El PSOE acepta la reforma para las municipales y duda en las autonómicas

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, en una imagen de archivo. EL PAÍS

Ciudadanos y Podemos, los dos partidos emergentes que pretenden romper con el bipartidismo de PP y PSOE, se mostraron contrarios a introducir la segunda vuelta en el sistema electoral, como han propuesto tanto el partido de Mariano Rajoy como Susana Díaz, la candidata socialista a la presidencia de la Junta de Andalucía. La iniciativa de Díaz, que permitiría gobernar a la lista más votada, abrió un debate en el seno de su partido, que no ha alcanzado un consenso sobre su aplicación a nivel autonómico. UPyD o IU, por su parte, argumentaron que la reforma blindaría el dominio de los dos partidos mayoritarios y dañaría sus resultados.

“La segunda vuelta no está en nuestro modelo”, explicó José Manuel Villegas, vicesecretario de Ciudadanos y jefe de gabinete de Albert Rivera. “Hay que ver si es para elegir al presidente, manteniendo el reparto de diputados; o es para [que el que gane] se los quede todos”, siguió Villegas, cuyo partido propone listas abiertas, primarias obligatorias y una reforma de la ley electoral que acerque el sistema al principio de una persona, un voto, respetando el principio corrector de la proporcionalidad territorial. “Estamos a favor de la proporcionalidad. El modelo francés no es el nuestro. Lo que proponemos se parece al modelo alemán y holandés de dos urnas”, añadió tras escuchar la propuesta de Díaz.

Esas palabras y ese modelo tampoco parecieron convencer a los representantes de Podemos. “Creemos honestamente que urge más la derogación del 135 [que impide al Ejecutivo sobrepasar los límites de déficit establecidos por Bruselas]”, expuso Teresa Rodríguez, líder del partido de Pablo Iglesias en Andalucía. “Humildemente, entendemos que ese es el lenguaje de la gente y no el del reparto de sillones de la vieja política, el que pretende ponerle un bypass al bipartidismo”.

La propuesta de cambiar el formato de las elecciones para incluir una segunda vuelta que decida el ganador incluso despertó un debate en el seno del PSOE. El partido propone un sistema electoral de doble vuelta para las municipales y no tiene posición común sobre las autonómicas. Los socialistas, según Adriana Lastra, responsable de política municipal, defienden un modelo francés de doble vuelta para los Ayuntamientos. Rechazan, sin embargo, la posibilidad de un modelo en el que gobierne automáticamente la lista más votada y quieren que cualquier cambio esté condicionado a lograr un amplio consenso.

Ciudadanos rechaza el modelo porque está “a favor de la proporcionalidad”

Respecto a las autonómicas, la dirección federal y los líderes regionales tienen opiniones distintas. César Luena, responsable de organización, aseguró que su intención es llegar a una posición común en todas las comunidades. El PNV, por su parte, criticó el momento en el que se plantea la opción de la segunda vuelta. “Estas cosas hay que hacerlas cuando no hay elecciones (...), no simplemente pensando en los intereses personales o de un partido”, dijo Pedro María Azpiazu, su portavoz adjunto en el Congreso.

Más información