Díaz toma la iniciativa anticorrupción en su discurso de investidura

La candidata propone que los diputados no puedan ejercer otra profesión

Susana Díaz, en el Parlamento andaluz.El País-LIVE / Paco Puentes (reuters_live)

En su primer discurso de investidura, la socialista Susana Díaz pidió, hace algo más de año y medio, un pacto a Mariano Rajoy contra la corrupción. La secretaria general del PSOE andaluz volvió a defender ayer su candidatura y esta vez asumió el liderazgo en este campo con una treintena de acciones de ámbito autonómico y estatal. Estas medidas incluyen que los diputados autonómicos no puedan ejercer otra profesión. Díaz necesita para ser investida hoy el apoyo de un grupo de la oposición (PP, PodemosCiudadanos e IU), que no está previsto, o conseguir en la segunda votación el jueves, la abstención de al menos dos grupos. Ciudadanos y Podemos son el objetivo principal de la negociación y a estos les dedicó algunas de las medidas de su programa de Gobierno.

Medidas

Contra la corrupción: Responsabilidad con el patrimonio personal de aquellos que cometan malversación de fondos públicos, la responsabilidad subsidiaria de los partidos que se beneficien de casos de corrupción, que ningún imputado pueda ocupar un cargo público, la fiscalización de cuentas de partidos y publicidad de la renta de cargos de la Administración así como de sus parejas.

Antidesahucios: Una "cláusula social" acompañada de incentivos a los bancos para que no desahucien, nuevas normativas sobre préstamos hipotecarios y otras medidas de mediación y control, eviten los desalojos por impago.

Administración. Reducción en un 10% del número de altos cargos y contratos de alta dirección y personal eventual en la Junta.

Regeneración democráticaSegunda vuelta para la elección de alcaldes y presidentes y listas abiertas.

Empleo. Trato fiscal especial para los autónomos y reformas para cambiar el modelo productivo.

Sanidad y Educación. Pacto por la Educación, aumento de personal y ampliación de pruebas de diagnóstico temprano.

Corrupción

Díaz ha comenzado a desgranar su programa de Gobierno con la propuesta de un acuerdo de todos los grupos contra la corrupción para dar respuesta a la demanda de los ciudadanos y acabar con la desafección hacia la política. La candidata ha propuesto que la Administración Tributaria estatal tenga información coordinada de todos los representantes públicos.

La presidenta en funciones ha añadido medidas de modificación del Código Penal para asegurar la responsabilidad patrimonial de los condenados por corrupción que, además, no podrán contratar con la administración publica o acceder a indultos.

El primer paquete de medidas contra la corrupción incluye: una oficina contra la corrupción en el ámbito de la Junta, remisión a la Cámara de Cuentas y publicación en Internet de la estructura orgánica de los partidos y de sus retribuciones, incompatibilidad de recibir remuneraciones del partido y de un cargo público, publicidad de las declaraciones de la renta de los responsables y sus parejas, responsabilidad patrimonial de los cargos en caso de corrupción y retirar de sus funciones a quien sea imputado o mienta en su currículum. Los imputados no formarán parte de las listas electorales.

A estas actuaciones ha sumado medidas sobre incompatibilidades y contra las puertas giratorias, que un cargo trabaje en empresas relacionadas con el mismo cuanto acaba sus funciones. También propone multas a quienes no rindan cuentas.

Regeneración

Para participar la participación efectiva de la ciudadanía, Díaz ha propuesto una oficina ciudadana física y digital en el Parlamento y una nueva ley que haga partícipes a los andaluces de las acciones legislativas y de Gobierno. "Si todos queremos, acabaremos con la corrupción", ha afirmado la presidenta en un mensaje a todos los partidos para que suscriban la veintena de medidas contra la corrupción.

Respecto a la regeneración democrática, también ha propuesto segunda vuelta para la elección de alcaldes y presidentes y listas abiertas, como ya había anunciado.

Economía, empleo y fiscalidad

Susana Díaz ha pasado a abordar el problema del desempleo, una de las claves de la negociación con Ciudadanos y del programa socialista. Apoyo al emprendimiento con una nueva ley que lleve esta cultura a las aulas, desarrollo empresarial y una "sólida política de apoyo al trabajo autónomo". Este colectivo, formado por 500.000 personas, necesita, según Díaz una fiscalidad específica. También ha avanzado una norma para devolver el céntimo sanitario, una reducción de entre 2,5 y 3,5 puntos del tramo autonómico del IRPF y de 175.000 euros en la base imponible para el impuesto de sucesiones.

Lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida así como una nueva regulación de acceso a las ayudas públicas con las que evitar que se aprovechen de las mismas quienes no las necesitan.

Programas para la vuelta de jóvenes talentos, de apoyo a la investigación y desarrollo y la creación de la entidad de crédito que inició IU cuando esta formación era socia de los socialistas en la anterior legislatura, son algunas de las medidas para recuperar la economía y reorientar el modelo productivo.

En el ámbito de la energía, la candidata ha propuesto una nueva ley que permita que el 20% del consumo primario en Andalucía proceda de fuentes renovables, el aumento, también en un 20%, de la eficiencia y la reducción en un 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Sobre tecnologías digitales, Díaz se propone que Internet sea un elemento cotidiano del 85% de la población y que el 100% tenga acceso a banda ancha y a 4G.

A los empresarios turísticos les ha propuesto planes contra la estacionalidad y un programa específico para renovar la planta hotelera.

Administración

El mensaje a Podemos, que reclama una reducción de altos cargos, ha llegado con los planes para abaratar el coste de la administración y ha propuesto la reducción en un 10% del número de altos cargos y contratos de alta dirección y personal eventual en la Junta.

Educación

Ampliación e 12.000 plazas en guarderías y un plan contra el fracaso escolar se incorporan a las actuaciones inmediatas propuestas por la Junta. También crecerán las plazas en Formación Profesional, que contará con una nueva normativa, y los centros bilingües, que pasarán de 1.200 a 1.500. Todas las enseñanzas obligatorias contarán con dos idiomas en su oferta educativa, ha anunciado antes de proponer un Pacto por la Educación.

Sanidad

Para garantizar la prestación universal de los servicios sanitarios, Díaz ha propuesto una Ley de Garantía y Sostenibilidad que tendrá, como primer objetivo, el blindaje del sistema público. Entre los compromisos concretos ha propuesto reducir a 90 días la atención quirúrgica a enfermos del corazón, plazos para acceder a técnicas de reproducción y extender las pruebas de detección precoz del cáncer, en especial de colon y mama.

Para asegurar las prestaciones, ha propuesto ampliar en hasta 500 personas las contrataciones de personal.

Dependencia

Díaz propone un pacto de Estado para garantizar los servicios previstos en la ley de Dependencia y que restituya el reparto de los costes al 50%, como estaba previsto en la norma. En este campo, también prevé un aumento del 10% en la inversión y un plan de prevención, que incorporará a los servicios a aquellas personas que aún disfrutan de un alto grado de autonomía.

Vivienda

En este capítulo, clave para Podemos, Díaz ha eludido el compromiso de renunciar a cualquier convenio con bancos que desahucien. Como estaba previsto, la presidenta propone medidas de consumo, mediación y promoción del arrendamiento a personas con menos recursos y del uso viviendas no habitadas. Además, ha reclamado al Gobierno que retire el recurso en el Tribunal Constitucional contra la Ley de la Función Social de la Vivienda.

En las condiciones de las contrataciones con los bancos, obligará a suscribir el sistema de arbitral del consumo y de mediación, pero no responde a la exigencia de Podemos en los términos precisos.

Renta básica y mínimos vitales

La presidenta se ha comprometido a proponer un proyecto de ley para asegurar recursos económicos básicos a las familias y que estas no se queden sin suministros necesarios, como el agua y la luz.

Mujer

Una ventanilla única para atender casos de violencia machista, un pacto social en este campo, un pacto social y un programa integral contra la explotación forman parte de las medidas específicas dirigidas a las andaluzas.

Díaz ha concluido como empezó, reclamando a los grupos que "permitan que Andalucía cuente de inmediato con un nuevo Gobierno" en función de los resultados de las últimas elecciones, que situó al PSOE como partido mayoritario.

La presidenta tiene la esperanza de vencer la resistencia de los grupos y conseguir ser investida esta semana. La primera votación será este martes, tras los turnos de intervención de los grupos de la oposición. De no conseguir mayoría absoluta, como está previsto en función de lo anunciado por los partidos, 48 horas después de esta sesión se convocará nueva votación, en la que ya necesita mayoría simple: tener más votos a favor que en contra. Esta circunstancia será posible con los 47 votos del PSOE y la abstención de al menos dos grupos. NI el PP ni IU van a facilitarlo, por lo que solo queda conseguir que Ciudadanos y Podemos dejen paso a la presidenta para formar Gobierno y comenzar una difícil legislatura. Si el rechazo mayoritario se mantiene durante dos meses, se convocarán de nuevo elecciones.

Sobre la firma

Raúl Limón

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en EEUU, es redactor de la sección de Ciencia. Colabora en televisión, ha escrito dos libros (uno de ellos Premio Lorca) y fue distinguido con el galardón a la Difusión en la Era Digital.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS