Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un escándalo de corrupción acorrala al presidente del PP de Valencia

Alfonso Rus niega estar implicado en una supuesta trama de cobro de comisiones en la Diputación provincial

El presidente de la Diputación y del PP de la provincia de Valencia, Alfonso Rus, está metido en un atolladero a menos de un mes de las elecciones locales y autonómicas. Una trama de corrupción —que supuestamente anidó durante años en una empresa de la Diputación de Valencia— y varias horas de grabaciones comprometedoras entre el exgerente de la sociedad Marcos Benavent y decenas de cargos del PP de distintas administraciones han puesto a Rus en el disparadero.

El caso se inició a raíz de una denuncia presentada por Esquerra Unida (EU) en julio de 2014 ante la Fiscalía Anticorrupción. En el escrito se aportaron indicios de que Benavent había creado dos sociedades pantalla para cobrar comisiones a varias concesionarias y contratistas de la Diputación de Valencia. EU aportó, además de la denuncia, numerosas grabaciones realizadas, supuestamente, por Benavent, que pueden estar relacionadas con el amaño de contratos y con la financiación de actos del PP provincial. En una de las conversaciones se escucha presuntamente a Rus contar de quinientos en quinientos mientras habla con Benavent.

Rus se vio obligado el pasado martes a aceptar la creación de una comisión de investigación en la Diputación de Valencia, presidida por la oposición, para alejarse del escándalo.

 

Hechos falsos

Ayer, el presidente del PP provincial de Valencia pidió, a través de un comunicado, ser llamado ante el juez que lleva la causa para desmentir “los exorbitantes y falsos hechos” que se le atribuyen para perjudicarle a él y al partido en plena precampaña. También anunció que convocará una reunión extraordinaria de la Junta de gobierno de la Diputación de Valencia para que ofrezca a la autoridad judicial acceso inmediato a cuantos contenidos considere “sin necesidad de autorización previa o formalidad alguna”.

El escándalo ha conmocionado a los populares valencianos, que no saben cómo reaccionar, mientras arrecian las presiones de la oposición para que Rus dimita antes de los comicios. Los candidatos a la Generalitat del PSPV, Ximo Puig, y de Esquerra Unida, Ignacio Blanco, exigen al presidente valenciano, Alberto Fabra, que retire a Rus, porque su situación es “insostenible”.