Aguirre reclama al PP que enarbole el valor de la defensa de España

Los populares creen que Ciudadanos tendrá una vida corta y se "sumergirá" como UPyD

Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y Dolores de Cospedal.
Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y Dolores de Cospedal.Uly Martín

La primera jornada de la convención nacional del PP sirvió este viernes para debatir las líneas maestras del programa marco para las elecciones autonómicas del próximo 24 de mayo, para mostrar de nuevo el orgullo de militantes y candidatos de pertenecer a ese partido, para alertar contra el auge supuestamente efímero de Ciudadanos y para que Esperanza Aguirre, el único verso suelto que queda en las filas populares, marcara otra vez sus diferencias de estilo y de fondo.

Más información
Rajoy fía su reelección a crear este año 800.000 puestos de trabajo
Rajoy inicia la campaña para reivindicar el “orgullo de ser del PP”
Rajoy reivindica la importancia de la marca PP para ganar elecciones
El líder del PP agradece “la difícil y compleja” lidia de Cospedal
Rajoy pide al PP que se centre en la economía y aparte las disputas
Rajoy: “No va a haber cambios en el partido, está funcionando bien”

“No tenemos que inventarnos nada, somos reconocibles y creíbles, y en nosotros se puede confiar porque nosotros cumplimos”, fue el mensaje principal que proclamó Dolores de Cospedal, la secretaria general. La idea de la importancia del PP ante las encrucijadas críticas, frente a otras marcas ahora más de moda en el mercado electoral, la extendió Cospedal al perfil de sus propios candidatos (“con nombres reconocibles en la política”) frente a otros a los que minimizó como estandartes de “filosofías, soflamas, grandes titulares y presencia en los programas de televisión”.

La idea base en el PP para intentar salvar el reto de las elecciones locales de mayo, justo cuando se presagia un gran castigo, es presentarse como la única opción responsable y fiable que no va a improvisar ocurrencias en una fase clave para consolidar la incipiente recuperación económica del país. El presidente Mariano Rajoy, y todos los candidatos autonómicos convocados, remacharán ese mensaje este sábado en la clausura del cónclave. Casi sin matices. El único desvío, previsible, se produjo precisamente durante el discurso inaugural de Aguirre, que justificó el retraso que provocó en la sesión porque venía de una comida convocada por el actual ministro de Educación, José Ignacio Wert, con todos los titulares de ese departamento de la democracia, incluido Rajoy.

Ninguna formación, ni las antiguas ni las emergentes, defienden estos valores con la nitidez y la convicción del Partido Popular Esperanza Aguirre

Pero en su intervención, Aguirre se erigió en la guardiana de las esencias populares: “Ninguna formación, ni las antiguas ni las emergentes, defienden estos valores con la nitidez y la convicción del PP”. Aguirre añadió: “Es precisamente por la defensa de esos valores, la defensa de España como nación de ciudadanos libres e iguales, por lo que los ciudadanos nos reconocen”. La candidata a la alcaldía de la capital de España entiende que esos principios deben ser “la razón de ser del PP” y luego admitió, eso sí, que “la contienda será dura y trascendental”.

Esa trascendencia la subrayó también el vicesecretario de Organización Territorial, Javier Arenas, cuando calificó el año 2015 con sus cuatro citas con las urnas previstas como el segundo más trascendente tras la Transición: “Nos jugamos 25 años de modelo de España”. Arenas, que piropeó a Rajoy como el garante de la cohesión de España y del PP, también aprovechó para apuntar otra de las líneas maestras del argumentario popular ante la inminente campaña. En el PP, además de lanzar pullas y críticas más o menos veladas contra Ciudadanos y su líder, Albert Rivera, también pretenden autoconvencerse de que ese fenómeno, al que tanto temen ahora, será pasajero como “los partidos emergentes que hoy están sumergidos”, concluyó Arenas sobre la crisis interna que vive UPyD.

La idea base en el PP para intentar salvar el reto de las elecciones es presentarse como la única opción fiable

El ejemplo de la catarsis que sufre UPyD es utilizado por los dirigentes más veteranos del PP para augurar que la irrupción de Ciudadanos en los comicios de mayo será importante pero menor a la que predicen las encuestas y, sobre todo, menor a la que sellarán las urnas en las generales de finales de año. Hay políticos populares que recuerdan en el mismo sentido proyectos históricos, como el Partido Reformista, la aparición de José María Ruiz-Mateos o incluso de Jesús Gil, que luego se hundieron con la misma velocidad. Otros cuadros del partido vaticinan que los votantes les propinarán un toque de atención pero que podrán mantener muchos de los Gobiernos autonómicos y municipales en minoría, porque los pactos alternativos podrían ser un lío de partidos y porque tienen en varios de ellos bastante margen para aguantar.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS