_
_
_
_

El PP andaluz advierte contra “las guerras de familias y de egos ”

La número dos en Andalucía defiende a Moreno frente a la crítica de los fieles de Cospedal

Juan Manuel Moreno, durante una intervención en Sevilla
Juan Manuel Moreno, durante una intervención en Sevillaalejandro ruesga

El PP andaluz ha lanzado una advertencia contra los políticos que "han convertido sus partidos en una guerra de familias o en una guerra de egos para subir escalones en política nacional". Loles López, número dos de la formación en Andalucía, ha contestado este sábado a las críticas vertidas por algunos cargos próximos a María Dolores de Cospedal, quien atribuye al mal resultado en las elecciones andaluzas del pasado 22 de marzo intentos de "desestabilizar el partido". 

Los populares andaluces se han reafirmado a través de un comunicado en el que López defiende a Juan Manuel Moreno, candidato a la Presidencia de la Junta, y asegura sentirse "orgullosa" de pertenecer al PP, "un partido cohesionado, centrado en las soluciones, con un objetivo común y compartido que es mejorar la vida de los españoles, vivan donde vivan". Estas palabras llegan horas después de que el diputado popular por Toledo Agustín Conde advirtiera a quienes cuestionan la unidad del PP de que "están haciendo un serio daño" a la organización

Más información
Aguirre: “El PP no está ni mucho menos en su mejor momento”
El entorno de Cospedal ve maniobras internas para desestabilizar al PP
Cospedal se volcará en su campaña sin dejar sus funciones
Rajoy modifica su agenda social para recuperar votos y revitalizar al PP

Conde ha respaldado en una comparecencia ante los medios en Toledo a la portavoz regional, Carmen Riolobos, que ayer aseguró que su partido es "enemigo de intrigas y de intrigantes", y consideró que el PP "no se puede permitir a personajes a los que les da igual lo que pase con su presidente o con sus órganos legítimos de dirección".

Tanto el sector más próximo a Cospedal como el PP andaluz, aglutinado en torno a Moreno y a Javier Arenas, histórico dirigente enfrentado a la secretaria general, apelan por tanto públicamente a la unidad. Y lo hacen en un momento en que este valor está siendo cuestionado por unos y por otros.  La propia Esperanza Aguirre, candidata al Ayuntamiento de Madrid, reconoce en una entrevista con Efe que su partido “no está ni mucho menos en su mejor momento”. La dirigente regional del partido asegura que esta circunstancia y el auge de partidos que quieren “desestabilizar la democracia” (en referencia a Podemos), son los dos motivos as que le han hecho volver a la primera fila de la política. “No era el momento de que me pusiera de perfil; justamente cuando vienen mal dadas es cuando hay que ser valientes”, afirma.

Aguirre niega, en cualquier caso, ser una china en el zapato de presidente del PP. “¿Qué discrepancias? Es que no he mostrado ninguna”, subraya, antes de apuntar que su “disgusto” por la subida de impuestos que llevó a cabo el Gobierno central fue “equiparable al de Mariano Rajoy”. “Otra cosa es que a él el señor [Cristóbal] Montoro [ministro de Hacienda] le haya convencido de que era necesario, pero a mí no me ha convencido. Creo que los impuestos bajos garantizan que suba la recaudación”, argumenta. Así lo hizo, recuerda, el Gobierno de José María Aznar, al que perteneció y de lo que se siente “orgullosa”. “Creo que hicimos una magnífica gestión, a pesar de estar en minoría”, manifiesta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_