Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un comisario implica a Cerezo en la compra del ático de González

Villarejo presenta una denuncia por delitos de injurias, calummnias y denuncia falsa

Ignacio Gonzaez Ampliar foto
Ignacio González, durante la visita al Parque Científico de Madrid

El comisario del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel Villarejo ha presentado este martes una denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra el presidente del Gobierno madrileño Ignacio González por cuatro delitos. En concreto, por manifestar públicamente, en respuesta a una información de El Mundo, que Villarejo y otro comisario le chantajearon en relación con su ático de Marbella. González declaró a los periodistas el lunes que Villarejo le "comunicó que había actuaciones policiales en relación con el ático" y que le dijeron que si les aportaba algún recibo del alquiler del ático, podrían "evitar que esas actuaciones vieran la luz". Y añadió: "No caí en el chantaje de este señor, que pretendía tapar o cubrir una actuación policial que posteriormente se demostró ilegal".

Villarejo señala en su denuncia que esta afirmación no solo es falsa, sino que aporta nuevos detalles sobre ese ático. Hasta el punto de que sugiere que el dinero del ático del presidente de Madrid es fruto de una comisión ilegal que obtuvo por una operación inmobiliaria de Arganda y que el dinero para la compra del ático partió de un afamado empresario perteneciente al mundo del fútbol, en alusión, aunque no cita su nombre, al presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo.

El comisario indica en su denuncia: "Niego categóricamente, aquí y donde sea necesario, que haya existido chantaje alguno ni por mi parte ni por la de mi compañero García Castaño (el policía que le acompañó en su encuentro con González)".  Según Villarejo, su único objetivo era pedirle a Ignacio González "de manera discreta" la posibilidad de que acreditara "el vínculo que le unía con dicho ático, una vez que él comunicó que quería colaborar con la investigación en curso". 

Villarejo señala que para la reunión que mantuvo con González disponía de "autorización de sus superiores", y que González, "lejos de colaborar y de aportar cualquier tipo de documento y/o dato que le exculpara de tan atípica situación, estuvo más interesado en saber la identidad de las personas que habían vinculado dicho ático con la Operación Arganda (una recalificación de terrenos investigada en el marco del caso Gürtel), y finalmente solicitaba el evitar que los datos que constaban en los informes policiales fueran conocidos por la opinión pública". 

Villarejo subraya en la denuncia que la principal preocupación de González era "solicitar ayuda para que no trascendiera que era el inquilino de una sociedad offshore".  Lo único que se hizo, apunta, "es que un comisario de policía pidió explicaciones al entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid por una situación tan confusa". Y recuerda que, "lejos de enfadarse sudaba abundantemente a pesar de ser pleno invierno, sentado solo en una mesa, frente a los comisarios actuantes".  "Es rotundamente falso", aclara este comisario, "que a la reunión asistiera acompañado de cuatro colaboradores, salvo que estos estuvieren investidos de una capa milagrosa que les diera el poder de la invisibilidad o estuvieran apostados cerca del lugar donde se celebró el encuentro, pero en todo caso ajenos a la reunión documentada en el escrito donde consta expresamente que tal encuentro con González fue a solas".

Villarejo concluye: "La actuación del denunciado responde a una huida hacia adelante, una maniobra tendente a distraer la realidad de los hechos que se investigan fruto de una información que se recibió en la Dirección Adjunta Operativa, de que el señor González habría percibido presuntamente, como pago de una comisión ilegal, el ático sito en Marbella, Urbanización Alhambra del Golf, que previamente habría sido adquirido por un testaferro llamado Rudy Valner y que las comisiones rogatorias, aun pendientes de recibir, acreditarían que el día antes de enviar el fiduciario el dinero, justo la misma cantidad la habría recibido de otra cuenta, cuyo titular es un afamado empresario vinculado al mundo del fútbol". El comisario advierte de que estas pesquisas las lleva el Juzgado 5 de Estepona.

Más información