Elecciones en Grecia

Sánchez propone un plan para aliviar el pago de la deuda griega

El PSOE presenta una estrategia a los socialistas europeos, frente a la presión de Alemania El partido dice que la situación de España es distinta y no precisa renegociación de deuda

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.JuanJo Martín / EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha presentado un plan para aliviar el pago de la deuda pública de Grecia y hacer frente a la presión alemana sobre ese país en vísperas de las elecciones griegas del 25 de enero. Sánchez ya ha contactado con líderes socialistas europeos y dice tener el respaldo suficiente para proponerlo. El decálogo presentado en la sede del PSOE busca sobre todo disipar lo que considera amenazas de Alemania a Grecia para que no gane el partido Syriza, a riesgo de ser expulsado del euro.

La primera medida es la llamada mutualización de la deuda para crear los llamados eurobonos. Esta medida afectaría a todos los estados de la UE y hasta el momento ha sido rechazada por Alemania, aunque fue aprobada por el Parlamento Europeo.

Más información

La segunda se refiere a recortar los plazos y los tipos en el pago de la deuda griega. En este punto, el líder socialista ha rechazado que la reestructuración de deuda pueda aplicarse a otros países como España. Su tesis es que son situaciones distintas, porque, por ejemplo, en Grecia la deuda llega al 170% del PIB.

La tercera consiste en medidas políticas para acelerar la implantación del llamado plan Juncker para reactivar la economía europea, dando prioridad a los países que como Grecia o España tengan altas tasas de paro.

La cuarta pide que el Banco Central Europeo respete el objetivo de inflación del 2% en economías con problemas como la griega, ante el riesgo de deflación.

La quinta medida es un plan de reindustrialización para crear puestos de trabajo en ese sector.

La sexta es potenciar una verdadera política del euro, en el que los responsables rindan cuentas de su gestión.

También se solicita que se alivie la presión para la reducción del déficit público, flexibilizando revisando el calendario de cumplimiento de los objetivos fijados. Este punto sería aplicable e importante para España.

El plan de Sánchez se completa con un plan de empleo efectivo y la puesta en marcha de un programa contra la exclusión social para rescatar a los 120 millones de personas en riesgo de pobreza en Europa.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50