Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy explica por qué se lleva mal con Maduro: “Me gusta la democracia”

El presidente español rechaza la reforma constitucional en una entrevista en Televisa

Veracruz, México
Mariano Rajoy, durante su intervención en Veracruz.
Mariano Rajoy, durante su intervención en Veracruz. EFE

“Yo intento llevarme bien con todo el mundo, pero a mí me gusta la democracia y tengo derecho a que me guste”. Así ha contestado Mariano Rajoy al periodista de Televisa Joaquín López-Dóriga, quien le ha preguntado por sus malas relaciones con el presidente venezolano, Nicolás Maduro. Maduro, uno de los líderes ausentes en la Cumbre Iberoamericana que se celebra en Veracruz (México), retiró a su embajador en Madrid después de que el jefe del Gobierno español recibiera a la esposa del opositor venezolano encarcelado, Leopoldo López. Rajoy no ha querido hacer, sin embargo, ninguna valoración sobre el régimen cubano –aún no se descarta que Raúl Castro pueda acudir a la última jornada de la cumbre—y se ha limitado a señalar que “el mundo algo ha cambiado” desde la revolución castrista de 1959.

Rajoy ha aprovechado su estancia en Veracruz para conceder a una de sus escasas entrevistas a la cadena de televisión mexicana, que anoche emitió la primera parte. Preguntado por la reforma de la Constitución, ha dicho que “se puede modificar”, pero que “no es una prioridad” para el país y que, hasta ahora, “nadie ha hecho ninguna propuesta” concreta. Más bien, ha añadido, algunos quieren reformarla en una dirección y otros, en sentido contrario. Sus prioridades, ha añadido, son consolidar la recuperación económica, “luchar eficazmente contra la corrupción” e “intentar que el sentido común le llegue a algún dirigente nacionalista de algún lugar de España”, en alusión al presidente catalán, Artur Mas.

Preguntado por la abdicación del rey Juan Carlos, ha relatado que este le confesó en varias ocasiones que quería ceder el trono a don Felipe –“presidente, yo me quiero ir y que venga mi hijo, llevo muchos años ya”, le dijo-- y ha elogiado el papel que en este proceso jugó el anterior líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, porque “es bueno que se sepa”. En cambio, ha criticado a su sucesor al frente al PSOE, Pedro Sánchez, por haber renegado de la reforma del artículo 135 de la Constitución, pactada por Zapatero con Rajoy para pone un techo al déficit y dar prioridad al pago de la deuda. “Tres años después no se nos puede venir diciendo que los que nos pidieron esa reforma se equivocaron. Muy leal no es”, ha concluido.

Más información