Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Díez: “Acabar con el bipartidismo es acabar con la corrupción”

La líder de UPyD, partidaria de que Torres-Dulce actúe sin los fiscales catalanes

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, durante su intervención en el desayuno informativo organizado hoy por el Club Internacional de Prensa.
La portavoz de UPyD, Rosa Díez, durante su intervención en el desayuno informativo organizado hoy por el Club Internacional de Prensa. EFE

"Acabar con el bipartidismo es acabar con la corrupción". Así respondía Rosa Díez, líder de Unión Progreso y Democracia, a una cuestión sobre si es posible atajar la corrupción sin modificar el sistema económico que la genera. Díez, que ha protagonizado este martes un encuentro con periodistas en la sede madrileña del Club Internacional de Prensa, se mostró “orgullosa" de que su partido "haya contribuido a acabar con el modelo bipartidista” si bien proyectó más incertidumbre aún sobre el porvenir de los pactos políticos que se plantearon entre su formación política y Ciutadans. Asimismo, criticó duramente los sistemas de cuotas de los partidos mayoritarios en los órganos de la justicia. A propósito de la polémica suscitada en torno a los viajes a Canarias de José Antonio Monago (PP) presidente de la Comunidad Autónoma de Extremadura, la líder del partido magenta puntualizó que “es a los ciudadanos a quienes los parlamentarios deben dar cuenta de sus actividades, como sus viajes”,

Más adelante se mostró a favor de la actuación del fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, contra Artur Mas y los promotores de la consulta catalana, pese a la actitud inhibitoria adoptada al respecto por los fiscales de Cataluña. "Aplicar la ley no es un asunto de consenso”, dijo. En torno a la conveniencia de plantear una reforma constitucional ahora, Rosa Díez señaló que “este asunto se ha tergiversado al plantearlo como una disyuntiva entre la política o la ley”. Y puntualizó que "si no se aplica la ley, no se puede hacer política".

En otro punto de su conversación con los periodistas, la líder de UPyD definió como "inviable e insostenible el modelo de país vigente en España, ya que resulta imposible que convivan los tres modelos en presencia: el federal, que se expresa en el régimen autonómico; el confederal, que encarnan el País Vasco y Navarra; y el centralista, que data de las Cortes de Cádiz de 1812 y que contempla todavía la distribución provincial y las diputaciones." Rosa Díez remarcó que "las diputaciones cuestan al Estado cada año 6.000 millones de euros".

Por otra parte, hizo hincapié en que su partido, del que dijo que "se propone ocupar el espacio central —"no centrista" precisó— aquel que conjugaría las aspiraciones de la socialdemocracia y el liberalismo, preconiza un Estado federal, donde las competencias esenciales, Educación, Sanidad y Justicia permanezcan en el Estado y donde desaparezca la diferencia de trato entre unos ciudadanos y otros en función del lugar donde se ha nacido, como desean los nacionalismos". Mientras el federalismo es la igualdad, el nacionalismo preconiza el derecho a la diferencia de trato”.

Dijo más adelante que Podemos “ha residenciado el voto en contra del mal gobierno y del comportamiento de las instituciones, pero a partir de ahora van a tener que concentrarse en cómo resolver los problemas que critican”. Con relación a la propuesta de Pablo Iglesias de sacar a España de la OTAN y de desarrollar una política diferente respecto a la Unión Europea, más precisamente respecto al dictado ejercido por Ángela Merkel, Rosa Díez señaló que “la salida de España de la OTAN no resuelve ningún problema de los ciudadanos” para atacar luego el aislacionismo: “España debe estar en todos los foros internacionales y contar con peso en cada uno de ellos; el aislacionismo fue cosa del franquismo”. En cuanto a la hegemonía de Ángela Merkel sobre Europa, la líder de UPyD afirmó que “ella es la única que tiene una opinión”, en contraste con la confusión reinante en otros Gobiernos europeos.