Imputación de la Infanta Cristina

El fiscal busca evitar que el juez siente a la Infanta en el banquillo

Horrach estudia la viabilidad de presentar un recurso de súplica ante la Audiencia de Palma

El fiscal Pedro Horrach a las puertas de Audiencia.
El fiscal Pedro Horrach a las puertas de Audiencia.Montserrat T. Díez

El fiscal Pedro Horrach todavía no ha movido su última pieza en el final del caso Urdangarin. Antes de formular la acusación, el representante del ministerio público reconoce que estudia la viabilidad de presentar un recurso de súplica ante la Audiencia de Palma para intentar evitar que el juez José Castro, instructor de la causa, pueda decidir si acusa o no a la infanta Cristina, empleando la llamada doctrina Botín.

Más información

Horrach, según fuentes cercanas a la fiscalía, entiende que la doctrina Botínque dicta que solo el Estado puede acusar si es parte perjudicada— es de obligado cumplimiento, que marca el camino ineludible al juez y que impide que este pueda decidir sentar a la hermana del rey Felipe VI por dos delitos fiscales con la única acusación del pseudo sindicato ultra Manos Limpias.

Este martes, el fiscal seguía sin haber dado el paso decisivo sobre el recurso excepcional de súplica para que los magistrados Diego Gómez-Reino, Mónica de la Serna y Juan Jiménez cambien de opinión o ajusten su decisión. Horrach estudia los argumentos y la oportunidad de su actuación para cerrar al máximo el campo de actuación del instructor.

La Audiencia de Palma vio "chocante o discutible" la postura del ministerio público en los últimos tramos del caso, al criticar el papel del juez Castro y coincidir con las tesis de la defensa. Cuando la sala señaló la lista de imputados y los delitos, en sus consideraciones finales reprochó al fiscal Horrach sus recursos a los autos del juez Castro sobre la situación procesal de la Infanta.

Los magistrados dudaron sobre la "legitimidad" del ministerio fiscal a la hora de presentar su alegación al auto de conclusiones que había dictado Castro y remarcaron que el fiscal debía "haberse limitado a manifestar que no iba a formular acusación contra la Infanta por los delitos de blanqueo y delito fiscal".

El juez Castro no quiso desvelar si incluirá a la infanta Cristina en su auto de apertura del juicio oral

La sala dejó más alusiones críticas a la acción del fiscal. Por ejemplo, vio "llamativo" que "critique y censure la labor" del juez Castro por "haber asumido funciones acusatorias y un papel que no le corresponde". La interlocutora vio "inusual" que el fiscal recurriera la primera imputación de la Infanta, en 2013.

El juez Castro no quiso desvelar este lunes, en comentarios a un grupo de periodistas, si incluirá a la infanta Cristina en su auto de apertura del juicio oral, cuando despliegue el panel final con 19 o 20 imputados con sus supuestos delitos.

El juez celebró —sin conocer las intenciones del fiscal— que "se ha puesto cierre a la controversia" sobre el tema de la Infanta. Castro dictó un auto en el que da un plazo de 10 días para que las acusaciones formulen sus escritos provisionales. Tras revisar la nueva documentación y quienes son los acusados el instructor decidirá sobre la Infanta.

La Audiencia facultó a Castro

El juez Castro está facultado por la Audiencia para sentar en el banquillo a la hermana del rey Felipe VI porque la Audiencia de Palma dejó en sus manos decidir acerca de la imputación por dos delitos fiscales. Los magistrados de la sala dieron la razón, parcialmente, al juez porque retiraron a la Infanta el supuesto blanqueo de capitales.

La Audiencia matizó que en este caso se puede evitar la llamada doctrina Botín, con la que se veta el que una sola acusación privada lleve a juicio a alguien cuando el Estado, siendo el perjudicado, se abstiene, es decir, no acusan ni la fiscalía y la Abogacía del Estado.

El magistrado del caso Nóos opina que "la resolución de la Audiencia viene precedida por un estudio muy minucioso de los recursos" y que "está motivada y argumentada con independencia de que se comparta o no". En unas cosas reconoce que se le da la razón y en otras, no.

Acerca de la posibilidad de que Urdangarin, Diego Torres (su exsocio) y Ana Maria Tejeiro (esposa de este) sean citados excepcionalmente a declarar en su juzgado, al haberles agregado la Audiencia un nuevo delito (el de blanqueo de capitales), el juez ha apuntado que alguna parte podría pedirlo, aunque también ha recordado que el auto de la Audiencia "dice que no es imprescindible". "Tengo todas las ganas del mundo de terminar este asunto", ha comentado.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50