Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos: “Al primero que se le revuelve el estómago es al ministro”

Pedro Sánchez pide perdón por los 15 socialistas con tarjetas opacas

IU, UPyD y PSOE en la Asamblea de Madrid solicitan una comisión de investigación

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha reprobado este viernes con dureza el escándalo de las tarjetas opacas en Caja Madrid y Bankia. "Al primero que se le revuelve el estómago cuando ve las inyecciones de capital es al ministro de Economía", ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Entiendo la indignación", ha remachado el titular de Economía, que ha indicado que, a pesar de Hacienda va a investigar el uso de tarjetas en todas las empresas del Ibex 35, el de Caja Madrid y Bankia es "un caso singular".

El ministro ha explicado que este tipo de prácticas "prohibidas" terminaron "en mayo de 2012", y ha indicado que el FROB, que se personará en la causa que dirime el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, tratará de recuperar "todo lo que se ha pagado a través de esas tarjetas". "Con independencia de las responsabilidades que se deriven" de ello, ha apuntado Guindos.

El titular de Economía ha recordado que el FROB pone a disposición de la Fiscalía potenciales comportamientos irregulares en las entidades que han recibido ayudas públicas y ha concretado que existen unas 20 operaciones ya remitidas.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido  por su parte "perdón" a los ciudadanos por los 15 militantes del partido que tenían tarjetas opacas de Caja Madrid, y ha dicho que ha abierto una investigación interna para aclarar este tipo de actuaciones "desvergonzadas".

Sánchez ha asegurado, en declaraciones a Telecinco, que el PSOE ha abierto una investigación interna y que llamará uno a uno a los 15 militantes del PSOE para que comparezcan en la sede de Ferraz y expliquen el uso dado a las tarjetas y si lo han declarado a Hacienda.

"Una vez que sepamos el uso" dado a las tarjetas opacas, "el PSOE tomará decisiones muy duras respecto a estos militantes", de manera que les obligará a "devolver el dinero" y les suspenderá de militancia. El líder de los socialistas ha asegurado que el PSOE será "implacable" y "contundente" con quienes hayan hecho un uso fraudulento de las tarjetas de Caja Madrid.

Sánchez ha destacado que hasta este jueves no había tenido conocimiento de este asunto, del que "sólo puede pedir perdón", aunque no tenga nada que ver con ello.

La Asamblea de Madrid pide explicaciones

Los grupos parlamentarios de IU, UPyD y PSOE en la Asamblea de Madrid han acordado solicitar la creación de una comisión de investigación para "analizar y evaluar" las posibles responsabilidades políticas en relación con el caso de las tarjetas b de los consejeros y principales directivos de Caja Madrid.

El texto de la iniciativa, impulsada por IU, argumenta la competencia de la Comunidad de Madrid y de la propia Asamblea con relación al asunto, así como que este es "de alto interés público". Por otro lado, se atribuye el "alto interés público" a la vinculación de la entidad con la economía de la región, la relación histórica de la misma con familias, particulares y tejido social y empresarial.

"El conjunto de madrileños y madrileñas merecen conocer el alcance de las responsabilidades políticas de este hecho, así como el alcance económico real del mismo a fin de poder, en su caso, reclamar el dinero público que pudiera haber sido defraudado", agrega.

Arturo Fernández gastó 30.000 euros

El presidente de la patronal madrileña (CEIM) y exmiembro del Consejo de Administración de Caja Madrid, Arturo Fernández, ha asegurado que solo gastó 30.000 euros en tres años unos 800 euros al mes de la tarjeta b proporcionada por la entidad, y que lo hizo de forma "responsable".

"Se me dio una tarjeta para gastos de representación, sin conocer el carácter de la misma, y he hecho un uso responsable", ha explicado Fernández, quien ha concretado que el destino de esos 30.000 euros fue el pago de conceptos como "gasolina o alguna comida". Ha asegurado que en ningún caso hizo un "uso suntuoso" de la tarjeta y ha añadido además que, como todos los ingresos obtenidos por su presencia en Caja Madrid, estos gastos fueron declarados al fisco.

IU carga contra Moral Santín

Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida, se ha pronunciado sobre José Antonio Moral Santín, consejero nombrado a propuesta de la formación, que lo expulsó hace dos años. "El daño que hace un Moral Santín a IU es incalculable. Un insulto a miles de militantes honrados que dedican sus energías a una causa justa", ha escrito en su cuenta en Twitter.

Según Garzón, hace un año IU presentó querella contra Bankia y Moral Santín "por saqueo". "No llevan los militantes décadas luchando por una sociedad justa para que un sinvergüenza corrupto gaste 500.000 euros a nuestra costa".

Quiroga (PPV) pide tomar medidas

La presidenta del PP del País Vasco, Arantxa Quiroga, se ha referido al escándalo de las tarjetas de Caja Madrid asegurando que "no se pueden permitir situaciones como éstas". Quiroga ha dicho que las cifras "son escandalosas" y más "en la situación como la que estamos viviendo". "Las cifras hablan por sí solas y creo que sí se tendrían que tomar medidas", ha dicho la dirigente popular.

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dicho que si los directivos de Caja Madrid cometieron alguna infracción reprochable, ya sea administrativa o fiscal, deberían "reparar el daño" que han podido causar. La edil entiende que los ciudadanos "estén enfadados porque hay cosas que son difíciles de comprender" y ha defendido que reparen el daño en el caso de que se demuestre que han hecho algo mal, ya sea una infracción fiscal o administrativa o de cualquier índole que sea reprochable.

El portavoz económico del PP, Vicente Martínez Pujalte, ha asegurado que "no pinta nada en el PP" ni en ningún otro partido el directivo o ejecutivo de Caja Madrid que abusara de la tarjeta de crédito. El portavoz popular ha insistido, como ya hizo ayer, en que no se hagan generalizaciones para evitar "sembrar una duda sobre todo el mundo" y se tiene que responder, como primer paso devolviendo el dinero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información