Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA JOSÉ ANTONIO PÉREZ TAPIAS

“Activar la memoria republicana es una forma de entender la democracia”

El aspirante a la secretaría general del PSOE propone reformar el sistema electoral y votar sobre la Monarquía dentro de un proceso constituyente

José Antonio Pérez Tapias.
José Antonio Pérez Tapias.

José Antonio Pérez Tapias (Sevilla, 1955) es uno de los precandidatos a la secretaría general del PSOE. Pertenece a la corriente Izquierda Socialista, fue diputado y es decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada. Propone un cambio radical en el partido, con una autocrítica profunda de la labor del PSOE en los últimos años, empezando por la revisión de la posición ante la monarquía.

Pregunta. ¿Tendrá los avales necesarios?

Respuesta. Sí, toda la información que llega al equipo de mi candidatura dice que vamos a sobrepasar los 10.000 avales exigidos para que yo pueda ser candidato en firme a la Secretaría General del PSOE.

P. ¿A quién representa usted?

R. Mi candidatura se ofrece como propuesta a todos los que quieren un PSOE reubicado en la izquierda, reconocible por la ciudadanía como partido en disposición de conseguir el apoyo de su electorado para realizar un proyecto socialista capaz de hacer frente a las políticas neoliberales de la derecha. Si estas nos hunden en el abismo de la depresión económica y el drama social del paro, necesitamos un PSOE que alentando otra política económica haga realidad que la lucha contra el desempleo es la prioridad política efectiva, y con ella la lucha contra el empobrecimiento y la exclusión social.

P. ¿Qué le parecen Eduardo Madina y Pedro Sánchez?

R. Dos candidatos socialistas que, con sus diferentes matices, tratan de ofrecer un programa de renovación del partido socialista. Tienen la dificultad de aparecer, de una forma u otra, vinculados a la élite del partido que lo ha conducido a la lamentable situación en que actualmente se halla.

P. ¿Los metería en su ejecutiva si ganara?

R. En el caso de llegar a la Secretaría General del PSOE, la conformación de la Ejecutiva que se presentara al Congreso Extraordinario para ser aprobada habría de ser con criterios amplios para representar el conjunto del partido, poniendo siempre esa pretensión de unidad desde la pluralidad al servicio del giro a la izquierda que el PSOE necesita.

P. ¿Cómo ve al PSOE?

R. Veo a un PSOE necesitado de acometer decididamente la reconstrucción del proyecto socialista, poniendo fin a esta última etapa en que ese proyecto se ha desdibujado como consecuencia de medidas llevadas a cabo en los últimos tiempos del Gobierno del presidente Zapatero, sin por otra parte ganar en consistencia y credibilidad en estos años de oposición al Gobierno del PP. Por lo demás, estoy convencido de que el PSOE, su militancia, tiene potencial suficiente para remontar la situación en que se halla y ofrecer los mejores argumentos para construir un relato distinto, un relato de políticas transformadoras tras objetivos de justicia, de defensa de las libertades y de nuevos logros en igualdad social e igualdad de género.

Lo que quiero es que el PSOE reconstruya su proyecto, por ser un proyecto necesario para la reconstrucción social de una España"

P. ¿Se dice que usted quiere competir con Podemos por el espectro de la izquierda, es cierto?

R. Lo que quiero es que el PSOE reconstruya su proyecto, por ser un proyecto necesario para la reconstrucción social de una España cuya sociedad se está viendo gravemente dañada por la política de injustos ajustes, despiadados recortes y demolición del Estado de bienestar que el Gobierno del PP viene aplicando. Por lo demás, puede pensarse que un PSOE reubicado en la izquierda estará en condiciones de recuperar un electorado que ante su anterior deriva, y desde una valoración crítica de la misma, ha depositado su voto en otras formaciones políticas, destacando a ese respecto entre ellas la emergente Podemos.

P. ¿Qué han hecho mal Zapatero y Rubalcaba?

R. En mi opinión, Zapatero, desde la presidencia del Gobierno, teniendo que tomar decisiones difíciles, llegó al punto en el que impulsó una reforma de la Constitución que no se debió haber hecho: la reforma del artículo 135 de la Carta Magna, introduciendo en ella la "prioridad absoluta" del pago de la deuda pública por parte del Estado y todas sus Administraciones. Se trata de una cuña neoliberal en la Constitución que pone en serio peligro el mantenimiento del Estado social. Habiéndose reconocido por muchos líderes socialistas que eso fue un error -algunos diputados que hicimos ese diagnóstico por ello mismo no votamos esa reforma-, lo que procede, más allá del lamento, es ofrecer medidas para revertir la situación creada acometiendo el necesario cambio en ese artículo de la Constitución. Rubalcaba, de quien puede decirse que desempeñó un papel heroico como candidato que encabezaba las listas del PSOE en las generales de 2011, debió haberse retirado tras aquella derrota electoral, dando paso a una renovación efectiva del liderazgo del partido, sobre todo de cara a una difícil tarea de oposición parlamentaria.

P. ¿Qué ofrece usted?

R. Con mi candidatura ofrezco un programa de reconstrucción del proyecto socialista, como tarea colectiva, unas propuestas innovadoras respecto a la organización del partido, a una radical democratización interna, incluyendo nuevos cauces de comunicación con la ciudadanía, y una renovación de los órganos de dirección apta para ejercer el liderazgo democrático que la sociedad está esperando del PSOE.

Con mi candidatura ofrezco un programa de reconstrucción del proyecto socialista"

P. ¿Es un handicap ser el mayor de los precandidatos cuando se habla de tiempos nuevos y de renovación?

R. Si hubiera considerado mi edad como un obstáculo para reconstruir proyecto socialista y renovar las estructuras y la dinámica del PSOE, no me hubiera presentado como candidato para su secretaría general. El potencial renovador de las ideas y de los equipos que han de llevarlas a la práctica no viene dado automáticamente con la fecha de nacimiento que aparece en el DNI.

P. ¿Y no ser diputado?

R. Puede considerarse un obstáculo menor que, en todo caso, puede salvarse a partir de las próximas elecciones generales. 

P. ¿Algún nombre de las etapas de Zapatero y Rubalcaba que usted recuperaría para la dirección del PSOE?

R. Puedo citar, entre otros, algunos, como por ejemplo los de Valeriano Gómez, que llevó a cabo una fructífera tarea como ministro de Trabajo, y de Cristina Narbona, quien hizo magnífico trabajo como ministra de Medio Ambiente.

P. ¿Qué hará por el debate de la República en el PSOE?

R. Activar la memoria republicana del PSOE, la cual no tiene que ver solo con un modelo de Estado y su jefatura, sino también con una manera de entender la democracia y de concebir el ejercicio de la ciudadanía.

P. ¿Está dispuesto a proponer un referéndum?

R. Sí, pues no debe sustraerse esa posibilidad a la ciudadanía española. Ahora bien, un referéndum sobre Monarquía o República ha de realizarse en el marco de un proceso constituyente, desde convicciones profundamente democráticas y desde un escrupuloso respecto a la legalidad.

P. ¿Qué opinión tiene de la defensa que hizo Felipe González del aforamiento de Don Juan Carlos?

R. No comparto los términos en que Felipe González ha defendido del aforamiento del rey Juan Carlos, una vez que ha abdicado. El aforamiento se justifica vinculado al desempeño de ciertos cargos o funciones. Si eso no se da, no se justifica el aforamiento y menos invocando que no importa un caso más cuando ya en España hay aforados en demasía. Creo que el Grupo Socialista ha acertado al abstenerse en una legislación sobre aforamiento que de nuevo se plantea a través de un procedimiento exprés que deja en mal lugar la seriedad que debe acompañar a la actividad parlamentaria.

Reforma de la ley electoral y replanteamiento de la financiación de los partidos políticos"

P. Diga alguna propuesta de regeneración democrática.

R. Reforma de la ley electoral y replanteamiento de la financiación de los partidos políticos.

P. ¿Habría primarias abiertas en noviembre si usted ganara ahora?

R. Las primarias abiertas para la elección de candidato o candidata a la presidencia del Gobierno debe realizarse en el tiempo y forma en que se han previsto. No se puede fallar en ese compromiso asumido ante la ciudadanía. Precisamente he manifestado que si soy elegido Secretario General del PSOE, mi compromiso es no presentarme en un proceso de primarias para la presidencia del Gobierno para de esa forma garantizar que las primarias se realizan, en condiciones de transparencia e imparcialidad, fomentando la concurrencia de candidaturas y la participación de militancia y ciudadanía.

P. ¿Qué le parece los que dicen que las elecciones se ganan en el centro?

R. El centro es volátil, y en el viaje al centro ocurre que la izquierda resulta absorbida por la derecha.

P. ¿Qué reformas de la Constitución propondría?

R. Además de la encaminada a hacer reversible la reforma del artículo 135, ya comentada, hay otras cuestiones cruciales que reclaman una reforma constitucional de gran calado, de modo tal que de suyo se plantea la necesidad de un proyecto constituyente encaminado a un renovado pacto constitucional. En ese proceso hay que enmarcar el referéndum monarquía-república al que ya me he referido. Pero hay dos cuestiones cruciales en una reforma a fondo de la Constitución: lo relativo a la laicidad del Estado y lo tocante a una reforma federal del Estado de las autonomías, la cual tiene que apuntar a la configuración del Estado español como Estado federal plurinacional. Hay que añadir a ello lo relativo a una protección jurídica eficaz de derechos sociales como los que tienen que ver con vivienda, salud, educación y trabajo.

P. ¿Impulsará la corriente Izquierda Socialista que fue laminada en los últimos tiempos?

R. Lo que en cualquier caso hay que hacer es potenciar el ala izquierda del PSOE, y en esa tarea Izquierda Socialista, como corriente de opinión, encuentra en buena parte su razón de ser.