barómetro del cis

La preocupación por el paro sube pese a la recuperación que anuncia Moncloa

La lacra del desempleo es la primera causa de desazón para el 82,3% de los encuestados Desciende el número españoles que creee que en un año las cosas irán peor Un 21,1% afirma que la situación mejorará, frente al 19,5% que respondió así en febrero El 53,4% de los encuestados por el CIS se siente tan español como de su autonomía

¿Empieza a atisbarse algo de optimismo en la sociedad española a pesar de que considera que los problemas fundamentales no mejoran? Muy ligeramente, según el último barómetro correspondiente al mes de marzo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Lo único positivo de este estudio se sitúa en una débil esperanza en el futuro y en la percepción de cómo está la situación económica. Un 87% de los ciudadanos percibían y sentían la situación económica de España en febrero de manera “mala o muy mala”. Un mes después, en marzo, los consultados que se colocan en esas dos opciones suman el 84,5%. Ahora bien, la preocupación por el paro se apuntala en primer lugar y, además, está en ascenso. En febrero era la primera causa de preocupación para el 81,1%; un mes después lo es para el 82,3%. No para de crecer.

Más información
El pesimismo económico y político se instala en la sociedad española
El PP pierde en enero la tendencia al alza en voto de los últimos barómetros del CIS
La corrupción avanza seis puntos como gran problema en España, según el CIS

Quienes quieran aferrarse a que algo empieza a cambiar pueden resaltar que en el mes de febrero un 28,6% respondió que en 2015 las cosas estarán peor, en tanto que ahora en el estudio correspondiente al mes de marzo ese porcentaje baja al 23,6%. Si en el anterior un 42% decía que las cosas estarán igual, ahora lo dicen un 45,1%. Un 19,5% se apuntaba a la opción de que en un año habrá mejora y en el actual estudio un 21,1% dice que las cosas irán mejor.

También ligeramente desciende la preocupación por la corrupción. Así, en febrero, un 44,2% de los consultados citaba la corrupción como principal problema y ahora baja tres puntos: un 41% la cita al frente de sus desvelos. Si hasta ahora la inmigración era un asunto casi imperceptible, ahora ha subido hasta colocarse entre los ocho primeros, al ser citado por el 5,1% de los señalados. El estudio se hizo entre el 1 y el 11 de marzo pasados, pero en ese tiempo, y hasta ahora, el debate y enfrentamiento político y social no han cesado tras la muerte de 15 inmigrantes al ahogarse al tratar de llegar a la playa de Ceuta. No obstante, es la situación económica la que atenaza el ánimo de los ciudadanos.

No hay tampoco cambios sustanciales respecto a qué modelo territorial aspiran los ciudadanos. La mayoría quiere mantener un Estado con comunidades autónomas como en la actualidad. En vísperas del debate en el Congreso sobre Cataluña, a petición de los nacionalistas para que el Gobierno de España autorice un referéndum, un 33,4% de los consultados quiere seguir como hasta ahora. No obstante, esta opción ha perdido desde enero más de dos puntos. Pero también baja el porcentaje de quienes querrían una España sin autonomías. El 21% respondió a favor de esta organización territorial en febrero; ahora ha bajado al 18,6%. Por una mayor autonomía en sus comunidades se decanta el 11,9% y un 9,5 querría que el Estado reconociese a las comunidades la posibilidad de convertirse en Estados independientes.

¿Español o de su comunidad autónoma? La mayoría no quiere optar. Un 53,4% se siente las dos cosas por igual. Solo español se declara el 16,6% y exclusivamente de su patria chica, de su autonomía, se declara el 6,3%.

En términos generales, los españoles son bastante felices. Se pide que los consultados se sitúen del 0 al 10, siendo el primero completamente infeliz, y el 10 completamente feliz. Algo más del 74% se sitúan entre 7 y el 10.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS