“Vamos a pasar de jueces estrella a ser una galaxia”

Estupefacción entre los magistrados de la Audiencia por la reforma de Gallardón

Los magistrados instructores han recibido con estupefacción la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que instaurará los tribunales colegiados de instrucción para causas especialmente complejas en la Audiencia Nacional. Todos los jueces consultados ponen en entredicho la eficacia de la norma para dar garantías procesales a los imputados y para agilizar las causas y algunos dudan incluso de la legalidad de la reforma, que ponen en relación además con el reciente recorte a la justicia universal.

“Creo que la reforma tiene difícil encaje en la Constitución e incluso podría ralentizar las causas al obligar a tres magistrados a ponerse de acuerdo en aspectos que hasta ahora veía uno solo”, afirma uno de los jueces. Este magistrado defiende que los instructores encargados de causas especialmente complejas, tanto por el número de imputados como por la especialización, cuenten con magistrados de apoyo –figura que ya existe- y recurrir a órganos asesores, lo que también es posible en la actualidad.

Otro juez va más allá y considera la reforma “una ocurrencia más” del Ministerio de Justicia, como la ley que limita la justicia universal. “Es un ataque en toda regla al Poder Judicial al que cada vez recortan más las alas. Para controlar a los jueces instructores y adoptar decisiones colegiadas ya está la Sala de lo Penal”, el órgano superior de la Audiencia, recuerda este magistrado.

“Vamos a pasar de jueces estrella a ser toda una galaxia”, ironiza un magistrado al ser preguntado sobre la eficacia de la nueva norma. Según otro juez, la reforma de la LOPJ debe hacerse con mucho cuidado para que la necesidad de que las decisiones sean colegiadas no acabe generando situaciones de inconstitucionalidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS