Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP prepara la salida de Galeote, asesor de Rajoy implicado en Gürtel

Fue apartado con uno de los mayores sueldos del PP, aunque nunca fue imputado

Su entorno asegura que nadie le echa: es él quien medita su marcha del partido

Gerardo Galeote, en un acto del PP en 2009. Ampliar foto
Gerardo Galeote, en un acto del PP en 2009.

Fue uno de los hombres más nombrados en los primeros momentos del caso Gürtel, pero nunca llegó a estar imputado. Su condición de eurodiputado lo dificultó y finalmente varios tribunales rechazaron imputarle, pese a la petición de la fiscalía. Gerardo Galeote, muy conocido dentro del PP ya que llegó a ser portavoz del Grupo Parlamentario en el Parlamento Europeo y número tres en las listas, fue apartado de la cúpula en 2009, cuando estalló el escándalo. Se quedó fuera de las listas europeas, donde estaba desde 1994, pero a cambio recibió una compensación: Mariano Rajoy lo nombró asesor personal para asuntos internacionales, con despacho en Génova 13, y le puso uno de los sueldos más altos del partido, el tercero: 150.000 euros en 2011, el último año del que hay datos, según consta en el sumario.

Mientras todos los demás implicados, ellos sí imputados en el caso, iban cayendo y se pactaba con ellos despidos millonarios, Galeote aguantaba en Génova, 13, con ese puesto de asesor personal de Rajoy que le daba poca visibilidad pública y cuyas atribuciones no son conocidas. Hasta ahora. El PP prepara ya la salida de este histórico dirigente, aunque aún no se ha tomado la decisión definitiva ni se ha firmado la disolución de su contrato. Galeote aún mantiene su despacho en Génova, 13, aunque todo indica que por poco tiempo.

Sobre los motivos de su salida hay más discrepancias. Algunas fuentes señalan que está siendo impulsada por María Dolores de Cospedal, la secretaria general. que es quien se enfrentó con Luis Bárcenas —aunque con ella de secretaria general se le pagaba un sueldo de 21.300 euros al mes hasta que EL PAÍS publicó los papeles de Bárcenas— y parece la más interesada en borrar todo rastro de Gürtel de la estructura del PP.

Sin embargo, fuentes cercanas a Galeote aseguran que no hay ningún despido ni problema interno y que en cualquier caso su puesto solo depende de Rajoy. Dicen que su salida es una posibilidad que está encima de la mesa fruto de una reflexión personal y la intención de reincorporarse a su profesión de abogado. Galeote no ha sido imputado en ningún momento, aunque sí su hermano Ricardo, exconcejal en Estepona, y su padre, José Galeote, exconcejal de Boadilla del Monte. Pero su nombre y sus siglas (GG) aparecían en varios informes policiales vinculadas a supuestos pagos en b de la red. Y el caso ha truncado su carrera política.

Rajoy le ofreció en 2009 ese puesto de asesor a la espera de que se despejara el caso. Pero ese momento no llega, están a punto de conocerse las listas electorales para las europeas, y Galeote no puede estar en ellas porque sigue pendiente de Gürtel. De hecho tampoco tiene previsto acudir al congreso del Partido Popular Europeo en Dublín. En esas condiciones, y dado que Gürtel se alarga más de lo previsto —el PP pensó que en Navidades estaría cerrada la instrucción— Galeote se plantea iniciar el camino de su salida definitiva de la política, a la que él esperaba volver al acabar la instrucción de Gürtel. Aguantó durante casi cinco años, pero finalmente parece a punto de salir.