Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tempos de Rajoy y su oposición

El presidente del Gobierno tarda apenas 30 segundos en aludir a la recuperación económica

Rubalcaba, Lara, Duran y Díez centran, en cambio, su discurso en los efectos de la crisis

UPyD se presenta como el único grupo que dedica 51 segundos a ETA en la primera jornada

Mariano Rajoy, en el Congreso, en el debate sobre el estado de la nación. Ampliar foto
Mariano Rajoy, en el Congreso, en el debate sobre el estado de la nación. EFE

El Gobierno y los grupos de la oposición no llevan las mismas gafas. Atisban un país diferente. En función de sus intereses, de su ideología y de los sillones de poder que ocupan. El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, contempla una nación donde predomina la recuperación económica. Al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE), le preocupa que lo peor esté por llegar para los españoles. Y para Duran i Lleida (CiU), por ejemplo, el soberanismo catalán es un asunto central de Estado. La visión de cada uno, según los minutos dedicados a los distintos temas, se ha plasmado en sus primeras intervenciones en el debate sobre el estado de la nación. Estas son sus Españas.

Tiempo utilizado para hablar de los temas pulsa en la foto
Tiempo utilizado para hablar de los temas

Rajoy destina un cuarto de su tiempo a la recuperación

El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, no ha tardado en atacar el plato principal de su discurso: la recuperación económica. Ha empezado su intervención dedicando medio minuto al soldado español fallecido en Líbano el pasado domingo y ha seguido, después, intercalando el final de la crisis con el gran problema de los españoles: el paro. La dinámica del discurso ha sido precisa. Durante la primera mitad (42') de la hora y media que ha estado en la tribuna, ha sido sistemático en la utilización de los tiempos: nueve minutos para hablar del fin de la recesión, luego cuatro para el paro. Los siguientes ocho minutos, de nuevo, para la recuperación: "España cuenta con diques para evitar otra crisis". Y ha vuelto durante otros 5 minutos a la promesa de "creación neta de empleo" en 2014. Así, entremezclando ambos asuntos, ha empleado casi 23 minutos (25% de su intervención) en la recuperación económica y 19 (casi el 22%) en el desempleo español.

Entre 7 y 10 minutos ha dedicado al resto de temas seleccionados para el discurso: la reforma fiscal (06'30"), el debate soberanista en Cataluña (09'30"), la corrupción (07'30"), la reforma de las administraciones (07'40") y la Unión Europea (06'00"). Ha utilizado apenas 30 segundos para mencionar el problema de la inmigración, recordando la muerte de 15 subsaharianos el 6 de febrero al intentar entrar en Ceuta.

Rubalcaba, diez minutos contra la reforma laboral

Los temas para el líder del principal partido de la oposición han sido opuestos a los mencionados por el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Rubalcaba no ha hablado de recuperación, sino de crisis, a lo que ha dedicado algo más de seis minutos; no ha comentado la creación de empleo, sino la reforma laboral del PP, a la que ha dedicado la mayor parte de su intervención. Durante más de diez minutos, el paro y la precariedad de los trabajadores han fijado su principal argumento en contra del Gobierno.

Para millones de españoles las peores cosas están por delante

Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE

A lo largo de sus casi 40 minutos de discurso, el líder de los socialistas ha bombardeado al Ejecutivo con los recortes en educación y sanidad. Fueron cinco minutos intercalados donde estas críticas, más el aumento de los impuestos y la reforma fiscal, se han fusionado en una declaración que ya había mencionado en otras ocasiones: "Para millones de españoles las peores cosas están por delante, usted ha optado por ir contra los más débiles".

A diferencia del líder del PP, Rubalcaba no ha olvidado el tema del aborto, incorporado en un bloque al que ha denominado "pérdida de derechos y libertades". Casi cinco minutos ha utilizado para hablar de ello, donde también ha incluido, la tragedia de Ceuta, la ley de seguridad ciudadana y la desigualdad social. No ha querido terminar su intervención sin denunciar la corrupción del PP (menos de dos minutos) y la soberanía de Cataluña (más de tres minutos y medio).

La parada de Duran en Cataluña dura casi 15 minutos

En su recorrido por la actualidad española, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, ha hecho su principal parada en Cataluña. Cumpliendo con las expectativas, la consulta soberanista ha copado la mayor parte de los 40 minutos y 27 segundos que ha durado su primera intervención. El líder de Unió ha dedicado el 37% de su tiempo (casi 15 minutos) a las demandas planteadas desde el Gobierno regional: "Hay que moverse. De no hacerlo, de dejar que sea el paso de los días el que resuelva este problema, acabaremos con la declaración unilateral de independencia de una mayoría".

Hay que moverse o acabaremos con la declaración unilateral de independencia de una mayoría

Josep Antoni Duran i Lleida, portavoz de CiU

Pero el discurso de Duran no se ha acabado en el desafío soberanista. Sin obviar el problema del paro, al que se ha referido durante dos minutos y medio; ha insistido mucho en otros efectos de la crisis económica en España. El portavoz de CiU ha utilizado casi diez minutos y medio para hablar, entre otros temas, del aumento de las desigualdades sociales y de la pobreza; de los desahucios; de los recortes en dependencia y ciencia; del difícil acceso al crédito; y de la falta de inversiones en infraestructuras —en este último punto, durante unos cincuenta segundos, ha demandado mayores dotaciones para Cataluña—.

En su intervención también ha introducido referencias a la fiscalidad (dos minutos y 37 segundos) y ha pedido que se bajen impuestos antes de lo anunciado por el Gobierno. Y, por supuesto, la tragedia de Tarajal le ha llevado, al igual que a sus precedentes, a aludir al drama de la inmigración (dos minutos y seis segundos). El líder de CiU tampoco ha obviado en sus críticas la reforma educativa de Wert (un minuto y 15 segundos) y los recortes en asistencia sanitaria (medio minuto), donde ha exigido que vuelva a ser universal

Lara pide la dimisión de Fernández en 30 segundos

Ni un solo segundo ha dedicado Cayo Lara, el portavoz de Izquierda Unida, a la consulta soberanista de Cataluña. Con el resto de temas, ha sido bastante equitativo. La crisis ha sobresalido, pero por muy poco. Casi seis minutos ha utilizado para criticar las consecuencias de los recortes. Y ha reprochado a Rajoy que la prima de riesgo, según Lara, ha bajado por la actuación del Banco Central Europeo. "Sin crédito no hay apoyo a los emprendedores", ha denunciado. La reforma laboral y el aumento de impuestos se han erigido como los siguientes temas que mayor peso han cobrado en el discurso del líder de IU (menos de cuatro minutos y cinco, respectivamente).

Debería decirles a algunos que Suiza no es una comunidad

Cayo Lara, portavoz de IU

Lara ha utilizado un 6,3% de los casi 30 minutos de su discurso para abordar la corrupción. Y lo hizo en dos ocasiones distintas. "Debería decirles a algunos que Suiza no es una comunidad autónoma", ha ironizado primero. Después, el diputado ha afirmado que la corrupción se ha convertido en una de las grandes preocupaciones de los españoles y en una de las causas de la pérdida de credibilidad del PP, según el barómetro del CIS.

Al igual que Rubalcaba, Lara ha englobado la reforma del aborto en un retroceso de los derechos humanos; junto a los recortes en educación y en sanidad, el problema de la inmigración, la reforma de la llamada justicia universal, la ley de seguridad ciudadana —ejemplificado todo con las distintas mareas y movilizaciones surgidas—. Este bloque le ha ocupado más de cinco minutos. Respecto a la inmigración en concreto, en treinta segundos ha pedido la dimisión del ministro del Interior.

Rosa Díez introduce a ETA durante 51 segundos

La economía. Sobre esa base ha girado la intervención de la portavoz de UPyD, Rosa Díez. Durante más de catorce minutos —el 40% de su tiempo— ha insistido en los efectos perniciosos que ha dejado en España la crisis económica; a los que, según ella, se debe enfrentar el Ejecutivo, con especial acento en la pobreza infantil, en el aumento de la desigualdad y en la exclusión social. Un repaso que le ha llevado al desempleo, al que ha dedicado unos 90 segundos, y a reprochar al Gobierno la "falsedad" de que España no haya sido rescatada.

"¿A qué viene sacar pecho por la bajada de la prima de riesgo y los piropos que recibe de la troika si su Gobierno se ha limitado a seguir instrucciones?", ha subrayado la líder de la formación magenta, que ha conducido su discurso, de 35 minutos y medio, hasta otros dos puntos clave en su intervención: la reforma fiscal (casi ocho minutos y medio) y la corrupción (menos de cinco).

Pero la principal novedad introducida por Díez ha sido ETA. Solo ella ha mencionado a la banda terrorista (51 segundos). "Mientras haya 300 asesinatos sin resolver, merece que nos acordemos de las víctimas", ha destacado, tras recordar que Rajoy no hizo en su discurso ninguna mención al asunto. Este tema lo ha tratado tras referirse al desafío soberanista de Cataluña (casi dos minutos y medio). "Los asuntos que competen a todos los españoles, los decidimos entre todos". En su intervención no ha habido sitio para el aborto y la inmigración; ni para un análisis pormenorizado de la educación y la sanidad. 

Más información