la crisis de los sindicatos

Cándido Méndez: “Claro que esta situación me afecta”

Méndez pide tiempo para que UGT Andalucía asuma toda la responsabilidad

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, durante la rueda de prensa
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, durante la rueda de prensasamuel sánchez

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, pide paciencia para que su organización en Andalucía asuma “todas las responsabilidades políticas” por las facturas fraudulentas. En concreto, hasta el 9 de enero. Ese día está marcado en rojo en el calendario del sindicato. Entonces su federación andaluza celebrará un comité regional –el máximo órgano entre congresos— en el que su líder, Francisco Fernández Sevilla, dará explicaciones. “Es un periodo de tiempo razonable”, analizó Méndez, “el tiempo de los medios de comunicación es uno y el tiempo democrático de una organización como UGT es el que es”. Pasado ese plazo la dirección estatal espera que se asuman “todas las responsabilidades políticas”.

¿Qué responsabilidades? La dimisión todavía no es una exigencia de la dirección estatal. Pero en el ambiente del sindicato, tanto en Madrid como en Sevilla, flota la sensación de que los días de Fernández Sevilla como líder de UGT Andalucía no irán más allá del 9 de enero. Y de hecho Méndez aclaró este jueves que si tiene que haber renuncias las habrá: “El término dimitir lo usé yo en el comité y forma parte del acervo de esta organización”. Por si había dudas, la mano derecha de Fernández Sevilla y su secretario de comunicación, José Ginel, avanzó a este diario: “Seguramente el 9 de enero me iré”.

Por un lado, UGT teme que el goteo de informaciones de supuestas irregularidades no haya terminado y quiere que sea la dirección actual quien lo aclare todo. Por otro, los estatutos del sindicato no permiten a la dirección estatal de UGT destituir a la ejecutiva de sus federaciones regionales o sectoriales ante situaciones graves como la actual.

También emplea el argumento Méndez para esgrimir que le toca explicarse a la federación andaluza: “Mi situación no es la de poder informar con todo lujo de detalles de lo que puede ocurrir en todas las organizaciones, pero sin duda acumulo una responsabilidad. ¿Esta situación afecta al secretario general de la UGT? Sí, sin ninguna duda. Pero ahora identificar qué ocurrió y por qué le corresponde a instancias de la organización correspondiente”.

Sobre la firma

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción