El fiscal imbatible se defiende

Pedro Horrach razona el 'caso Urdangarin' y saca pecho por su independencia

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach.
El fiscal anticorrupción Pedro Horrach.ULY MARTÍN

“Si nada hay, nada se puede contar”, determina el fiscal Pedro Horrach en su trabado alegato técnico jurídico –y emotivo- para intentar evitar que la hija del Rey sea encausada por el juez José Castro, sin motivos, cree él. Horrach ha registrado este jueves un escrito en el juzgado de Palma que investiga el caso Urdangarin en el que sostiene, a lo largo de 30 páginas, que no existen indicios de delito en la actuación de la Infanta. 

Con aura de implacable en los interrogatorios, brillante y apasionado en las vistas orales, Horrach se defiende. Razona el caso y saca pecho por su independencia. Asume que va contra una parte del sentir popular y una pulsión populista –mediática de las tertulias y en medios de combate- que dan por probada o socialmente necesaria la imputación de la Infanta.

En su escrito al juez, en el manifiesto inicial, el fiscal dice: “El vaivén propio de todos los procedimientos judiciales complejos y las noticias aparecidas en los medios de comunicación (tan necesarios a efectos de la necesaria transparencia de las actuaciones de los organismos públicos y de sus responsables), difuminan en ocasiones el origen de determinadas situaciones, oscureciendo el papel que han jugado en las mismas las instituciones y/o personas que realmente iniciaron las mismas.”

Más información
La Infanta y la esposa de Torres “no participaban”
Un fiscal duro echa el freno
El juez prepara imputar a la Infanta tras saber que usó dinero de Aizoon
El juez ultima el embargo del palacete de Pedralbes para la fianza
Divorcio judicial por el ‘caso Nóos’

Horrach sostiene que “la existencia de un delito de blanqueo de capitales respecto de la Infanta, no puede deducirse sin más, únicamente de esos gastos, ínfimos (que detalla) en comparación con el importe de la cuota defraudada (para cometer delito fiscal más de 120.000 euros de impuesto evadidos” por Iñaki Urdangarin y por los ingresos globales de Aizoon.

El fiscal pedirá más de 12 años de cárcel para el yerno del Rey, padre de los cuatro nietos del Monarca en su matrimonio con la hija menor de los Reyes. Iñaki Urdangarin, de ser considerado culpable en el juicio, puede ser condenado a varios años de prisión, según la tradición de sentencias de la Audiencia de Palma.

Las indagaciones y acusaciones de Pedro Horrach, un técnico moderado sin reloj, junto con la de otros fiscales anticorrupción intocables, como Juan Carrau y Miguel Ángel Subirán, tutelados por el veterano fiscal rojo Ladislao Roig, han llevado hasta la cárcel a una decena de políticos corruptos de Baleares SA.

Esa acción pública en defensa de la legalidad, con independencia, en una sociedad limitada, sin anonimatos como en la isla Mallorca, ha puesto en el ojo del huracán al fiscal (y al juez Castro). Pancartas anónimas con el nombre de Horrach han sido plantadas en los puentes de la autopista, se repiten escritos panfletarios digitales y en columnas impresas en su contra, campañas patrocinadas por particulares afectados por su actuación profesional o amigos de aquellos que están en la cárcel.

"No estoy para tapar nada ni para proteger a nadie", afirmó en una reciente conferencia en Santa Margalida, en Mallorca, una villa ligada a su familia. "No sucumbo a presiones mediáticas ni populistas", insistió allí. “El único responsable” de lo que escribe es él mismo y obra de “manera muy consciente de lo que hace”, sentenció.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS