El Gobierno ultima con PSOE, PNV y CiU la renovación del Poder Judicial

La negociación final se centra en el nombre del nuevo presidente

Alberto Ruiz-Gallardón aplaude a Rajoy, este miércoles en el Senado.
Alberto Ruiz-Gallardón aplaude a Rajoy, este miércoles en el Senado.JuanJo Martin (EFE)

Las negociaciones reservadas que mantiene el Gobierno con tres grupos parlamentarios para renovar el Consejo General del Poder Judicial avanzan hasta el punto de que, según fuentes del Ministerio de Justicia, es posible que la próxima semana pueda estar cerrado el acuerdo con el PSOE, CiU y PNV. Fuentes de estos tres partidos confirman también el avance de las conversaciones y la posibilidad de que puedan estar cerradas en breve.

Las conversaciones las ha llevado directamente el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, con contactos al máximo nivel con los líderes de cada uno de esos partidos. Por ejemplo, su interlocutor en CiU ha sido el portavoz parlamentario, Josep Antoni Duran Lleida. También han intervenido la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, el secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, y el socialista Antonio Camacho. Los socialistas, por su parte, han hecho abstracción de la teórica ruptura de relaciones con el Gobierno y de su rechazo radical a la reforma del Consejo que aprobó en solitario el PP. De hecho, hace solo una semana, el Grupo Socialista llevó al Tribunal Constitucional la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Pese a todo, Alfredo Pérez Rubalcaba ha accedido a participar en las conversaciones por entender que las instituciones deben quedar al margen de esas disputas. La reforma del Consejo impulsada por Gallardón permite la renovación en cada una de las Cámaras y en el Senado el PP tiene mayoría suficiente para llevarla a cabo en solitario si se boquearan las conversaciones con el PSOE y el resto de grupos.

Más información
El PP reforma el Consejo General del Poder Judicial a su medida
El PP saca adelante la reforma del Poder Judicial con toda la oposición en contra
Los jueces progresistas no participarán en la renovación del CGPJ
El giro de Gallardón sobre el Poder Judicial no evita la soledad del PP
Gallardón ya no exige que los jueces elijan directamente el Poder Judicial

El Congreso y el Senado deben designar a 20 vocales que, a su vez, designarán luego al presidente en su primer pleno. Doce de ellos se eligen entre los 53 jueces que han presentado su candidatura al Congreso y al Senado y los otros ocho son nombrados por los partidos entre juristas.

Tanto fuentes del Gobierno como de los tres partidos con los que negocia inciden en la tesis de intentar evitar la imagen habitual de reparto por cuotas y aseguran que las conversaciones se centran en nombres concretos. Es decir, aseguran que no hay conversaciones sobre cupos para que cada partido presente sus candidatos, sino que hablan de nombres y de una lista cerrada que deberá votar el Congreso y el Senado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En todo caso, en las conversaciones queda claro que 10 de ellos serán conservadores; ocho progresistas y otros dos vocales propuestos por los partidos nacionalistas. Esa mayoría conservadora, a la que se unirá luego el futuro presidente, les garantiza la capacidad de nombramientos posteriores para la cúpula judicial porque la reforma de Gallardón elimina la obligación de llegar a acuerdos para alcanzar mayorías cualificadas. El nuevo Consejo tendrá la posibilidad de hacer nombramientos por mayoría simple.

En esas conversaciones, según diversas fuentes, se ha incluido también la búsqueda del acuerdo sobre el futuro presidente de la institución. En teoría, ese nombramiento correspondería decidirlo a los vocales del futuro Consejo, pero lo que ocurre siempre es que propuesto por el partido mayoritario y los vocales lo aceptan en el primer pleno. Por ejemplo, el anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, propuso a Carlos Dívar tras una breve conversación telefónica con Mariano Rajoy, entonces líder de la oposición. Tras la dimisión de Divar, el actual Consejo eligió a Gonzalo Moliner.

Diez de los veinte vocales serán conservadores y ocho progresistas

Ninguno de los actuales miembros puede ser reelegido, salvo Moliner, que lleva solo algo más de un año en el cargo. La novedad de las actuales conversaciones es que los partidos ya discuten el nombre del presidente que, por ejemplo, el PSOE considera fundamental para aceptar el pacto.

CiU y PNV siempre han participado de los sucesivos acuerdos para renovar el Poder Judicial, con Gobiernos del PP y del PSOE. De hecho, en el Consejo que acaba ahora su mandato hay un vocal propuesto por CiU, Ramón Camp, y otro por el PNV, Margarita Uría. Fuentes de estos dos partidos confirmaron ayer el avance de las conversaciones con el Gobierno.

Cabe también la posibilidad de que esté Izquierda Unida en el pacto, pero para eso uno de los ocho vocales que proponga el PSOE tendría que ser próximo o aceptado como tal por la formación que dirige Cayo Lara. IU no participó en el acuerdo sobre el actual Consejo. Sí en el anterior.

El PSOE podría ceder uno de sus vocales para que entrase otro de IU

El partido que no estará será UPyD porque ni siquiera se les ha integrado en esas conversaciones. Fuentes de la formación que dirige Rosa Díez aseguran que Gallardón ni siquiera ha contactado con ellos. La líder de UPyD se ha pronunciado reiteradamente contra la reforma del Consejo por no eliminar la elección parlamentaria y por lo que considera reparto de cuotas entre los dos partidos mayoritarios. No ha recurrido la reforma como el PSOE por carecer de los 50 diputados precisos para acudir al Tribunal Constitucional.

Para llegar al acuerdo, los partidos han ampliado en varias ocasiones el plazo que se abrió el 26 de septiembre. La última ampliación acabará el 22 de octubre, fecha para la que Justicia cree posible haber cerrado el pacto. Luego los candidatos deberán pasar la audiencia previa en el Congreso y el Senado y serán elegidos en los plenos de las dos Cámaras.

El próximo Consejo será el primero en el que solo seis de los 20 vocales, de forma rotatoria, tendrán dedicación exclusiva y sus funciones han sido limitadas en la reforma. Su mandato tendrá una duración de cinco años.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS