Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición exige que los afectados por las preferentes recuperen todo su dinero

El PP se opone a la iniciativa porque “entorpecería la labor de arbitraje”

UPyD confía en que los tribunales declaren nula toda la comercialización

El portavoz adjunto de Economía del PSOE, Antonio Hurtado, durante su intervención en el pleno del Congreso en el debate sobre las preferentes EFE

Estafa, ha sido la palabra más repetida esta tarde en el Congreso de los Diputados para referirse a la adquisición de preferentes y deuda subordinada. La oposición está comprometida con mantener viva la reivindicación, como se ha visto en el Congreso de los Diputados, esta vez de la mano de Olaia Fernández Dávila, portavoz del BNG, pero acompañada por el resto de los portavoces. La portavoz nacionalista ha resumido el objetivo: “Mantener la llama para que los ahorradores recuperen íntegramente todo su dinero, sin rebajas porque los afectados no tienen que asumir algo de lo que no son responsables”. Mientras que Olaia Fernández Dávila defendía esta iniciativa, a través de una proposición de ley, grupos de afectados se manifestaban frente al Congreso de los Diputados, coreando consignas reivindicativas.

Esta portavoz y sus compañeros defendieron a los preferentistas de Madrid, pero también a los del resto de España y singularmente a los afectados gallegos especialmente activos en la exigencia de recuperación de su dinero. “Son pensionistas, y trabajadores, muchos ahora parados, que tuvieron la mala costumbre de ahorrar y que han perdido su dinero”, describió Fernández Dávila. Todos reconocieron que “la estafa” se produjo en un tiempo en que el PP no gobernaba pero “hay que buscar una solución”, que no pasa por lo ya acordado por decreto.

La respuesta del PP ha venido a través de la diputada Matilde Asián y se ha centrado en lo habitual en esta legislatura: la herencia. La comercialización de las preferentes se produjo en tiempos del gobierno socialista. “Estamos de acuerdo con el objetivo, garantizar la devolución del nominal; pero vamos a votar en contra porque es redundante y es impreciso”. Votar a favor de este texto sería entorpecer y retrasar el proceso de arbitraje, ha justificado. Los ahorradores no informados de estos productos serán defendidos, ha asegurado la diputada popular. El grupo que sostiene al Gobierno asegura que quieren salvar a los 300.000 ahorradores atrapados. “Vivimos y sentimos el drama social de los afectados porque no dudamos de que ha habido una estafa”, ha dicho la diputada popular, Matilde Asián. Al terminar su intervención, una veintena de personas desde la tribuna de oradores profirieron gritos de protesta: “Manos arriba esto es un atraco”. El incidente duró un minuto, porque cuando el presidente del Congreso pidió a los servicios de la Cámara que desalojaran la tribuna, los ciudadanos afectados no opusieron la menor resistencia.

La alusión al atraco que hicieron estos ciudadanos fue un argumento utilizado por toda la oposición y en sentido estricto, con esa expresión, el portavoz socialista Antonio Hurtado. “No hay día que no me reúna con personas atracadas”, aseguró. Al problema de fondo se ha unido el extraño canje de preferentes que se produjo en Bankia la semana pasada por parte de los inversores institucionales, en tanto que a los minoristas se les emplazó para hoy, una vez que las acciones se habían derrumbado por lo que la CNMV ha abierto una investigación.

"Corralito español"

“Ha sido un robo, un atraco a mano armada, dando trato diferente a los minoristas frente a los institucionales”, atacó el socialista Hurtado. Este diputado acompañó su vehemente discurso con la exhibición de pequeños carteles con la leyenda “el corralito español”, que es como lo ha denominado alguna prensa británica.

Falsa solución la de los arbitrajes; inasumibles las quitas y las soluciones de algunas entidades bancarias no son idóneas. Esta es la opinión generalizada de la oposición, aunque el grupo de UPyD confía plenamente en que los tribunales actúen, a través de la querella que ha presentado este grupo, y declare nula esa comercialización.

La intervención de la diputada de UPyD Irene Lozano ha sido muy crítica con todos los grupos políticos que han tenido responsabilidades de gobierno o que desde la oposición formaban parte de los consejos de administración de las cajas. Aún así, ha votado a favor de la iniciativa aunque la esperanza de este grupo no está en el Gobierno sino en los Tribunales para que se depuren responsabilidades penas y se dictamine que esos productos son nulos de origen porque no había mercado en España para su comercialización. En esto coincidieron todos: también el PP. “No sabían porque nadie les informó de que les iban a secuestrar su dinero; no sabían que les estaban transformando su dinero en valores especulativos, lo cierto es que la estafa y el expolio se ha consumado”, ha proclamado la autora de la iniciativa.

Una solución impuesta

La propia discusión de esta iniciativa pone de relieve que la mayoría parlamentaria del PP y el Gobierno han impuesto su solución , pero esta no es aceptada por la oposición que una y otra vez volverá a defender la devolución de todo el dinero a los afectados. No se aceptan las “quitas”, porque sería transigir con la “expropiación”. Por tanto, no al acuerdo del Gobierno y a las soluciones de las entidades bancarias concernidas.

¿Cuántos ciudadanos hubieran adquirido preferentes si se les hubiera explicado de qué se trataba?, se ha preguntado el portavoz de Economía del PNV, Pedro Azpiazu. Este político ha leído textos emitidos por la oficina del Defensor del Pueblo, cuya titular, Soledad Becerril, hoy mismo ha vuelto a pedir una solución para que los afectados recuperen su dinero. Este parlamentario se hizo eco del Memorándum de Entendimiento, con las condiciones del rescate bancario, para dar por seguro que “si en Bruselas supieran como se comercializaron las preferentes no exigiría las quitas”, ha deducido. Precisamente, la diputada de CiU Inmaculada Riera ha considerado que la propuesta de devolver íntegramente lo depositado supondría “un desafío al Mou”, por lo que su grupo apuesta por continuar con el arbitraje, como se ha hecho con algunas entidades catalanas. La cuestión de fondo, el perjuicio, la injusticia, la comparte.

Por eso, porque los afectados siguen manifestándose y llamando a la puerta de los parlamentarios, “el conflicto sigue abierto por mucho que el PP quiera darlo por zanjado”, ha advertido el portavoz de ICV Joan Coscubiela. “Nuestra obligación es mantener vivo la defensa de todos los afectados y exigir responsabilidades, en la calle y en el Parlamento”. En la calle seguían decenas de afectados a los que se unieron los desalojados de la tribuna de invitados.

Más información