Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide a la Casa del Rey que no tome partido entre el juez y el fiscal

Valenciano admite el “deterioro” de la imputación para la Corona

El PSOE ha dado este jueves un paso en su reacción a la imputación de la infanta Cristina. Desde la invocación pública al respeto por la decisión judicial de la víspera, ha pasado a pedir a la Casa Real que no tome partido en la discrepancia entre el juez y el fiscal del caso. Todo ello sin abandonar la preocupación por el "deterioro institucional" que admite como consecuencia del caso Urdangarin.

A los socialistas no les ha gustado nada la reacción de La Zarzuela criticando al juez y, por el contrario, respaldando al fiscal en su recurso contra la imputación. Entre otras cosas porque consideran que eso favorece reacciones críticas contra el magistrado como la del diputado del PP Vicente Martínez Pujalte, porque rompe un equilibrio institucional, porque enfrenta al juez a la Jefatura del Estado y porque pone en cuestión un hipotético rechazo del recurso presentado por el fiscal anticorrupción.

"He pedido a todas las instituciones, al Parlamento, al Gobierno y, desde luego, a la Casa Real, que se deje actuar a la Justicia y que no se tome partido por una discrepancia legítima, que entra dentro de la normalidad, entre el juez y el fiscal", ha asegurado Elena Valenciano, número dos del PSOE, en rueda de prensa.

Los socialistas han mantenido siempre una posición de apoyo y respeto a la Corona y, por ejemplo, cuando el líder del PSC, Pere Navarro, pidió la abdicación del Rey, el propio Alfredo Pérez Rubalcaba le desautorizó públicamente. No está previsto que en la Conferencia Política que el PSOE celebrará después del verano para establecer su corpus ideológico haya discusión alguna sobre la monarquía.

La vicesecretaria general del PSOE ha asegurado que, en todo caso, la imputación de la Infanta es "una mala noticia" porque causa un "deterioro grave" a la institución de la Corona. En su opinión, eso supone "una preocupación de todos los españoles" que comparte el principal partido de la oposición. Haciendo de la necesidad virtud, Valenciano ha intentado darle la vuelta a la situación para sostener que el lado "positivo", incluso para la imagen exterior de España, es que se demuestra así que "nadie está por encima de la ley". "Es una mala noticia, pero también tiene una parte buena, positiva, que enviamos al resto del mundo, y es que todos estamos sometidos al imperio de la ley", ha añadido.

La número dos del PSOE se ha pronunciado a favor de tomar medidas legales que afecten a la Casa del Rey, en particular las que tienen que ver con la transparencia de su funcionamiento.

Así, ha explicado que el PSOE no se quedará "de brazos cruzados" y seguirá insistiendo en que la Corona sea incluida en la futura Ley de Transparencia que se está tramitando en el Congreso. Esa regulación, ha asegurado, sería buena porque "la transparencia es buena para las instituciones" y porque llevaría "estabilidad" a una institución que está sufriendo un "deterioro evidente".

Valenciano ha rechazado pronunciarse sobre la posibilidad de que la infanta Cristina renuncie a sus derechos dinásticos y sus funciones, dando a entender que aún no es el momento. Según ha explicado, una imputación no supone "ni mucho menos" una condena.

Por otra parte, la Mesa del Congreso tendrá que estudiar el martes la petición de Izquierda Unida para que comparezca en la comisión de Justicia el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, para explicar la decisión de recurrir la imputación de la infanta. La Mesa solo tiene previsto calificar la petición para que la comisión decida cuándo se cita la comparecencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información