Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC a Wert: “Si tocan el catalán chocarán con una nación defendiendo a sus hijos”

PSC y CiU piden la dimisión del ministro de Educación por la reforma educativa

El PSC, los republicanos e ICV advierten que Cataluña no acatará su proyecto sobre las lenguas

ERC reta a Wert a poner un guardia civil en cada aula

Wert : “El catalán tendrá la misma consideración como mínimo que el castellano”

Vídeo: Atlas / Foto: Álvaro García

La reforma educativa que plantea el ministro José Ignacio Wert se ha topado hoy con duras críticas, la advertencia de que no será acatada en Cataluña y la oposición de todos los partidos, excepto el PP. A estas horas, tanto el PSC como CiU ya han pedido la dimisión del ministro de Educación y, en Euskadi, la parlamentaria de Bildu, Laura Mintegi ha abogado por pedir desde el Parlamento y el Gobierno vasco la retirada de la reforma educativa, informa Ania Elorza.

Para empezar, de buena mañana, Wert se ha encontrado con el alegato en pro del catalán del portavoz de ERC, Alfred Bosch, y del portavoz de ICV, Joan Coscubiela. Ambos han asegurado que “ni con un guardia civil en cada aula los alumnos dejarán de estudiar en catalán”. Además, no acatarán la norma. La defensa de la lengua catalana ha unido a todos los diputados catalanes de la Cámara ya que el parlamentario del PSC Francesc Vallès también ha entrado en el terreno de las advertencias: “Si quiere tocar la lengua catalana va a encontrar en frente a todo un pueblo; el conflicto va a ser muy duro y muy largo, váyase antes de que sea demasiado tarde”.

El ministro ha asegurado que el borrador del anteproyecto no tendrá como resultado en absoluto “una batalla social y lingüística y solo pretende cumplir las sentencias del Tribunal Constitucional”.

Han sido unos minutos intensos con las intervenciones apasionadas de Bosch y Coscubiela, aunque no se ha quedado atrás el parlamentario socialista Frances Vallès que ha augurado un conflicto de gran magnitud si el gobierno de España altera el modelo de inmersión lingüística. El ministro ha hecho lo que ha podido para imprimir un tono bajo a sus respuestas para que la efervescencia dialéctica bajara. Así, en el diario de sesiones solo quedan las intervenciones apasionadas de los diputados catalanes. Pero ahí quedarán los minutos de ambos políticos nacionalistas acompañados por el resto de los diputados de ERC que han lucido unos pequeños letreros con la leyenda “Keep calm”, que puede traducirse como “tranquilos”.

Alflred Bosch ha ido subiendo el tono de su intervención, intercalando el castellano y el catalán y calentándose por momentos. “No nos moverán; no le vamos a consentir que perpetren un atentado contra un país entero, cuando llevamos 35 años de un modelo sin problemas”, ha clamado Bosch. “Ustedes van a chocar con un gigante, con una nación dispuesta a defender a sus hijos. ¡Ni se le ocurra tocar a nuestros hijos; estamos hartos, vale ya; no acataremos, no acataremos”, ha dicho ya casi gritando. No se ha quedado atrás Coscubiela. “Cuando ya nadie le recuerde a usted señor ministros, en Cataluña se seguirá hablando catalán y se seguirá enseñando en catalán”. Y entonces ha llegado Vallés del PSC. “Se va a encontrar con todo un pueblo; no toque el catalán, es una agresión intolerable y si lo toca, el conflicto va a ser muy duro y muy largo”.

El ministro ha escuchado apenas sin mover un músculo y se ha limitado a decir que el anteproyecto no pretende introducir esos peligros para la lengua catalana, pero se ha dejado los principales argumentos para el debate posterior, más sosegada que la pregunta de cinco minutos, en respuesta al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, sobre el mismo tema. Todos los partidos catalanes, en efecto, por separado, han hecho frente contra los planes para las lenguas cooficiales del Estado. Nadie se ha querido quedar atrás, tampoco el PP de Cataluña. Cuando el ministro ha terminado la intervención se ha reunido en un despacho del Congreso con la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez – Camacho. No por casualidad.

"No nos dejaremos engañar. Su borrador relega el catalán a especialidad de tercera", ha afirmado el diputado de ERC, Alfred Bosch, al preguntar al ministro de Educación, José Ignacio Wert, sobre la reforma de la educación. "No llevan buenas intenciones", ha insistido varias veces en su intervención. "No acataremos". Y le ha recordado al ministro que en Cataluña existe una fuerte oposición a lo que se considera un ataque a la política de inmersión lingüística de esta comunidad. "Hay una nación decidida a defender a sus hijos y a su futuro", ha afirmado. "No se le ocurra tocar a nuestros hijos".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >