El maquillaje de las cuentas públicas de Galicia estalla en campaña

Feijóo se aferra a que cumplió el déficit en 2010 El PSOE ha pedido explicaciones a la secretaria de Estado de Presupuestos El presidente señala que “es imposible” trasladar 400 millones en facturas

Feijóo durante un mitin en Pontevedra.
Feijóo durante un mitin en Pontevedra.LALO R. VILLAR

El termómetro de la campaña electoral gallega se disparó este martes después de que EL PAÍS publicara el informe del Consello de Contas que certifica que la Xunta desplazó irregularmente facturas por valor de 411 millones del ejercicio 2010 al 2011, lo que le permitió cumplir con el límite de déficit para ese año (el 2,4%) y no entrar en el grupo de las comunidades incumplidoras por seis décimas.

Varias horas después de conocerse el documento, que está pendiente de las alegaciones de la Xunta para su aprobación definitiva, la Consejería de Hacienda se defendió diciendo que las cuentas públicas ese año fueron “avaladas tanto por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), como por el Gobierno central socialista”. Sin embargo, el comunicado no entra a analizar los desplazamientos de 223 millones de euros de gastos que varias consejerías endosaron al ejercicio 2011 “sin que existan razones de orden económico, contable o presupuestario que lo justifique”, como señala Contas, y fuera de los supuestos recogidos en la ley. Tampoco dice nada sobre los 188,2 millones de euros que el Servicio Gallego de Salud trasladó irregularmente de un año a otro. Hacienda, sin embargo, apunta a que actuó siempre “cumpliendo de manera estricta la normativa vigente”, pese a que un análisis aleatorio de facturas realizado por el órgano fiscalizador desvela que el 83% de los pagos comprometidos de ocho departamentos se computasen mal.

El presidente y candidato a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, se apresuró a negar la mayor a primera hora de la mañana. “Es imposible”, dijo, trasladar 400 millones de facturas de 2010 a 2011 y cerrar ese ejercicio con un déficit del 1,6%, “el más bajo de España. Sería un gran milagro”, ironizó. Sus palabras chocaron con las del consejero mayor del Consello de Contas, Luciano Fariña, que intentó quitar hierro al asunto asegurando que “no es la primera vez” que el ente fiscalizador detecta estas anomalías y auguró que “habrá gastos que se pasen del ejercicio de 2011 al de 2012”.

Más información
Feijóo ‘camufló’ sus cuentas para reducir el déficit en 2010
La Xunta dice que las cuentas de 2010 las avaló el Gobierno
Todo sobre las elecciones en Galicia

El PSOE aprovechó todas las comparecencias públicas de sus candidatos para arremeter contra la gestión de los populares y aprovechó para solicitar en el Congreso la comparecencia de la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, que entonces llevaba las riendas de la Hacienda gallega.

El cabeza de lista por A Coruña y exministro de Justicia, Francisco Caamaño, consideró que el informe es “la evidencia palmaria de que Feijóo, que tanto presume de solvencia, consigue esa apariencia haciendo trampas en las cuentas”. El propio Pachi Vázquez, candidato a la presidencia, lo sacó a relucir en el debate televisado por el canal autonómico en el que se medía la pasada noche con el nacionalista Francisco Jorquera. Desde el BNG insistieron en que “Feijóo está montado en la mentira permanente”.

La Xunta no solo desplazó 411 millones en facturas mal contabilizadas del ejercicio 2010 a 2011. También incumplió la propia ley presupuestaria, que en el artículo tres “no permite disminuir los créditos consignados en el programa 312D-Servicios Sociales de atención a personas dependientes”. El documento señala que a lo largo de aquel ejercicio se aprobaron “9.674.865,21 euros de transferencias positivas y 20.853.621,41 euros de transferencias negativas”, para esta partida, por lo que el saldo resultante es “significativamente negativo”.

“Resultan preocupantes las carencias de control”

El informe emitido por el Consello de Contas, organismo fiscalizador de la Xunta de Galicia, no deja lugar a dudas sobre los movimientos irregulares de créditos que se realizaron en el ejercicio 2010 para cuadrar los números.

“El artículo 60.2.b de la Ley de Régimen Presupuestario y Financiero de Galicia permite aplicar a los créditos del presupuesto vigente, en el momento de la expedición de las órdenes de pago, obligaciones derivadas de compromisos de gastos debidamente adquiridos en ejercicios anteriores. (...) Sin embargo, la Administración no hace un reconocimiento formal de estas obligaciones, y por lo tanto tampoco realiza su contabilización dentro del ejercicio”.

Según el Consello de Contas, “resultan preocupantes las carencias de control en el seguimiento y validación del gasto desplazado, que no facilita una cuantificación fiable del mismo”. Esta práctica, que afectó a facturas de 411 millones de euros, puede acabar “distorsionando el resultado presupuestario”, y afecta “negativamente a los presupuestos futuros”, al disminuir la capacidad de maniobra “por las cargas arrastradas”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS